https://federicorelimpio.com/Ladridos en la NocheEscapar del ParaísoK.O.L. Líder de Opinión

¿Somos diferentes, los del noir?

crimen

Sobre el noir, a veces me pregunto si importa más el perfil del género como tal o del de la comunidad lectora. Con lo que hago un planteamiento que aún no he visto escrito: si existe un perfil que caracteriza a los apasionados del género, sea los que escribimos, los que lo leemos, o ambos.

            Fuera ingenuidades; el asunto está estudiado y analizado, y las grandes editoriales poseen datos pormenorizados al respecto. A la hora de un lanzamiento, se conocen las peculiaridades del perfil del futuro lector o lectora de un determinado título, sea histórica, romántica o terror. Es relativamente simple trazar el plan de ventas.

            ¿Somos diferentes la tribu del noir? Muchos nos autocalificamos como «adictos». La pregunta es si los lectores compulsivos del género somos la punta de un iceberg en cuya base figuran otros muchos que tienen una relación más desenfadada con el crimen. Gente que llegan, ven el rojo de la sangre, y no quieren volver a saber nada hasta dentro unos meses. Para gustos, los colores, y de frikismo está el infierno lleno.

            Si nos centramos en los que nos definimos como apasionados por el lado oscuro de la vida, cabe ser imaginativo y proponer que uno no eligió el género, sino al contrario. Que no fue un acto volitivo o deliberado. Que algo peculiar — ¿mórbido…? — en nuestra forma de ser visitó un libro tras otro, hastiado de bobadas, besitos y carantoñas hasta que… ¡ahí está! Al modo de un «amigo negro», alguien nos adivinó la «secreta desazón» y nos regaló el «libro iniciático». Todos tuvimos uno. Y ahí nos encontramos leídos, adivinados, escrutados.

            Al poco, el «amigo oscuro» solo tuvo que preguntarnos un simple «¿qué tal?». Y nuestra sonrisa, nuestra mirada aviesa respondió por nosotros. Ya estábamos dentro. Ya no había marcha atrás.

            Hace poco, tuve ocasión de ver por segunda vez «Capote». Lo considero un filme fascinante, acerca del proceso de creación de lo que considero una obra de culto del género: «A Sangre Fría». El actor (Philip Seymour Hoffman) era idóneo, tanto en su parecido físico con Capote, como en su interpretación y, lamentablemente, en el modo en que moriría, poco después.

            En «Capote», el escritor queda subyugado por la historia de un crimen que, a priori, podría ser considerado tan vulgar como otros muchos. Y Capote, una especie de paria social de su época, homosexual notorio en la América de los cincuenta y sin vínculos familiares, es atraído por la tragedia de Holcomb (Kansas). Escribo de memoria las palabras de Capote en el filme: «aquel 15 de noviembre, el mundo de la luz se encontró con el mundo de las tinieblas en casa de los Clutter». La América próspera, honrada, decente, religiosa y trabajadora fue visitada por una América diferente: un par de ciudadanos de su propio país, gente de cuya existencia apenas sospechaban, o consideraban un asunto lejano, de las noticias.

            Cabe preguntarnos si los entusiastas del noir tenemos, de algún modo, la extraña fiebre que sintió Truman Capote cuando estaba en la comodidad de su apartamento neoyorquino, y la noticia del crimen le asaltó desde un diario. Tal vez hubiera noticias de otros crímenes. Pero este tenía algo. Era diferente. Y ahí saltó el «amante de lo oscuro» al modo de un tiburón que huele la sangre, a pedirle — a exigirle, casi — a su jefe que le enviara a cubrir el crimen. Un crimen, como otros. ¿Como otros, de verdad…?

            ¿Tenemos, los del noir, la curiosidad fría del buen poli de cumplir su obligación y atrapar a un criminal sofisticado — al estilo novela policial —? ¿Tenemos, de modo alternativo, una atracción irresistible por saber que junto a nuestras vidas pacíficas, rutinarias, coexiste un mundo violento y salvaje, por así decirlo, un mundo cuyas coordenadas escapan a nuestra comprensión y que nos fascina, nos intriga, nos maravilla?

***

Mucho más que gran hospital, máquina de poder. Una novela negra de Federico Relimpio (CLICK AQUÍ).

RESEÑA de Cliente Amazon: «Muy buena»: “Sobre «La Mole», tengo que decir que hacía tiempo que no me leía una novela de un tirón. Me llegó ayer a media mañana y antes de acostarme la había devorado. Personajes bien creados, trama bien armada y denuncia del sistema al nivel de James Ellroy, salvando las distancias. Me encantó“.

https://federicorelimpio.com/libros-de-federico-relimpio/la-mole-mas-que-hospital-maquina-de-poder/

Firmado: Federico Relimpio (CLICK: “sobre mí”).

Mis libros (CLICK AQUÍ)

P.D. No te pierdas mis historias negras y suscríbete a esta web en el box (a un lado, o abajo). Recibirás — completamente gratis — los primeros capítulos de mi novela «La Mole». De modo alternativo, puedes enviarme una nota ( click aquí ) con el asunto «LA MOLE» y el mensaje «ENVIAR LOS PRIMEROS CAPÍTULOS».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde