fbpx

Tres Minutos y Medio

De mi antiguo jefe de servicio, Ricardo Astorga Jiménez – q.e.p.d. -, recuerdo infinidad de anécdotas. Y tres o cuatro sentencias que saco a relucir cada poco. Por útiles y certeras. Una de ellas me viene como anillo al dedo. Y no por obvia – que lo es -, sino por lo estúpido que fue siempre ignorarla:

“Los hechos son tozudos…”

Corría el año 89 cuando comencé mi aprendizaje con Ricardo y su equipo, y sigo en el mismo lugar. Poco antes, en el 88, antes de concluir la licenciatura en Medicina, había tenido la ocasión de rotar en el Centro de Salud de Bellavista con Pablo Bonal – ¡Qué ilusiones, las de entonces! -. En palabras de Pablo, una nueva orientación del Sistema basada en la Atención Primaria y en lo preventivo habría de cambiarlo todo. Y yo me lo creí. Nos lo creímos todos. Aunque uno optara finalmente por especializada. Viéndolo con la perspectiva de los años, casi da vértigo. Para mí es una referencia obligada en estos días en que, parafraseando a Vargas Llosa, uno se pregunte: “¿Cuándo se nos jodió la Sanidad?”

Sin ser de Primaria, viví lo de la Primaria de cerca. Porque la Primaria fue la opción preferente del PSOE y de las izquierdas. O al menos, ése fue su discurso y su inspiración. Y en esta comunidad gobernada ininterrumpidamente por las izquierdas, algo hay que decir al respecto. Si no cuajaron los sueños después de tanto tiempo y no se avanzó lo suficiente, alguien tendrá que entonar un mea culpa. De lo contrario, muchos otros podrían hablar de traición. Traición a los sueños y las expectativas, que es de lo que estamos hablando.

Viví todo esto a través de la diabetes. Porque, todo hay que decirlo, nunca fui endocrino al uso de la época. Descubrí la medicina basada en la evidencia – con sus limitaciones – y me sedujo la posibilidad de influir en la historia natural de las enfermedades. Probablemente por ese inevitable endiosamiento propio de la medicina cuando se es joven. Luego, tu propia historia natural te muestra limitaciones y flaquezas. Y es en el equilibrio entre la estúpida soberbia de los primeros años y la inacción desidiosa donde se intenta construir una vía decente.

Los grandes estudios de los noventa y al fin, el Steno 2, mostraron el camino: el manejo conjunto del control glucémico y los factores de riesgo cardiovascular. Las limitaciones eran muchas. Pero mayor era la voluntad. Se estudió, se publicó y se consiguieron resultados apreciables: nefropatías avanzadas que se frenaban y enfermedades cardiovasculares que eran estabilizadas. Y mucho más que no puede reseñarse por problemas de espacio y porque no quiero aburrir ni hacer panegíricos. Y porque esto no va de mi historia, que no le importa a nadie. Va del marco general, que es lo que me preocupa.

Se pergeñó luego una cohorte de pacientes de imposible gestión y, en los nuevos tiempos, la solución quedó clara: de vuelta a primaria. Las nuevas Unidades de Gestión Clínica respiraban otro aire y tenían otras prioridades. Se trazaban objetivos desde arriba: un leve hipotiroidismo subclínico tenía que ser evaluado en un plazo mínimo. No había lugar para cohortes de excelencia. El flamante proceso diabetes – uno más entre varias decenas de procesos asistenciales integrados – sería gestionado por mis compañeros de Atención Primaria, cuya formación sería favorecida a tal fin. Y nosotros nos encargaríamos de las descompensaciones.

Pero los hechos son tozudos, como decía mi antiguo jefe.

Mis compañeros de primaria eran y son gente excelente y bien capacitada en la mayor parte de los casos. Personalmente, me ocupo de formar a los residentes de Medicina Familiar y Comunitaria (MFyC) en áreas de mi especialidad, y les conozco. Gente ilusionada entra todos los años. No me cabe la menor duda de que, convenientemente apoyados, están en condiciones para manejar adecuadamente pacientes diabéticos complejos y polimedicados.

Pero no en actos médicos de tres minutos y medio. Ni siquiera de cinco o seis.

En cualquier país de la Europa civilizada, un paciente de estas características se lleva casi treinta minutos. Eso es lo que ofrecen en muchos lugares a mis compañeros de primaria para reclutarlos. Pero en nuestro entorno más cercano se ha hurtado una vez y otra el debate de los tiempos. Lo importante son las consignas político-institucionales, como la “demora cero”. Y el resto, tú te apañas. Tú te organizas. Como puedas. Trampea. Sobrevive. “Es lo que hay…”

Le decía hoy a mi nueva residente de MFyC que el Sistema de AP aquí está tercamente concebido en torno a los actos ultracortos. Es barato. O barato a corto plazo, claro está. Permite detectar la leucemia, el cáncer de colon o el Graves-Basedow. O tratar al hipertenso de dolor de nuca. Y así se resuelve mucho, sin lugar a dudas. Pero es muy difícil sacarlo de ahí sin inversiones sustanciales. Es como un seíta, un twingo o un panda. La mar de útil. Pero no le pidas virguerías.

Sólo que con una población progresivamente envejecida, pluripatológica y polimedicada, a ver lo que nos dura. El seíta, digo. Por lo que me toca: viejos, gordos y con un 14% de diabetes – 7% conocida -. Sigamos, pues, con lo de los tres minutos y medio por paciente. Una magnífica política sanitaria. Pero déjense de propaganda político-sanitaria y de rollos baratos de cara a una población cada vez mejor informada.

@frelimpio

7 thoughts on “Tres Minutos y Medio

  1. Anónimo says:

    No es el tipo de publicación que suelo leer, ni siquiera en el barbero, pero los sindicatos médicos gallegos están haciendo circular copias de este artículo de Interviú, que no puedo poner aquí porque son JPGs y además, probablemente vulneraría la ley de propiedad intelectual. Lo que sí creo que es legal es poner el link a la página de la propia revista:
    http://www.interviu.es/reportajes/articulos/una-sanidad-enferma-de-amiguismo
    Y a partir de ahí, quien esté interesado que se las ingenie para leer el artículo entero (no es difícil encontrarlo en una cafetería, por ejemplo, si no quiere comprar el número completo). En los casos que yo conozco la información es bastante acertada, aunque con matices. El caso de Coruña creo que en realidad es una pelea de gallos entre el jefe y uno de sus adjuntos, y probablemente con el trasfondo de ganar o perder cuota de mercado en la privada. Lo de Santiago es cierto, se repitió el concurso de la jefatura de Servicio por orden judicial y se le volvió a dar al marido de la Conselleira. En Ourense no sólo se creó una jefatura de sección de Urgencias para el marido de la gerente (prima de Alberto Núñez Feijoo), sino que se le quitaron camas a Medicina Interna para crear una especie de "Unidad de Corta Estancia Médica" atendida por médicos de urgencias y dependiente del servicio de Urgencias, no de Interna como era habitual en todos los hospitales que he conocido. Otros casos más económicos, como lo de el sobrecoste de la hemodiálisis en la privada o los contratos a empresas dirigidas por familiares de Núñez Feijoo, me temo que no puedo confirmar ni desmentir, pero "se non è vero, è ben trovato". Permítame que use su blog para dar publicidad a cómo se gestiona actualmente la Sanidad en mi comunidad: un saqueo continuo hacia el sector privado, concursos para cargos directivos o para contratos millonarios en los que el libro de familia es un mérito más valioso aún que la tesis doctoral o la calidad del material a suministrar, compadreo, premios a la fidelidad perruna y a la adulación, objetivos de gestión que no miden la calidad del servicio sino sólo el ahorro… O cambiamos esto, o se va todo "ó carallo". Un saludo de Jose desde el SERGAS.

  2. Anónimo says:

    No sé cómo van las cosas en primaria, nunca he ejercido en ese nivel de atención. Ahora bien, sé que en tres minutos y media, una abuela de tipo medio de mi comunidad no tiene tiempo ni de desabrocharse los siete refajos que trae puestos para que el médico le explore las hemorroides, o la hernia, o le palpe ese bultito en la mama, o simplemente le haga una auscultación como es debido si se queja de fatiga al caminar o tos. Es imposible que la primaria funcione así. Un saludo de Jose desde el Sergas.

  3. Federico Relimpio says:

    No está mal. Un mundo cada vez más exigente. Y un "arriba" que te devuelve siempre lo mismo: "apáñatelas". Hora va siendo de trasladar a la gente justo lo que proporciona el Sistema y que vayan reconociendo a los verdaderos responsables de todo. Ya va sucediendo, en parte. La gestión moderna ha conducido irremediablemente a una profesión de bajo perfil, tipo "ventanilla". Algo sumamente peligroso. Gracias, anónimo.

  4. Anónimo says:

    A la gente por lo visto le parece bien. Son 32 años con la misma cantinela, 32 años. Y el sistema funciona… A costa nuestra, claro. No importa que se tengan que hacer malabares para pasar consulta. No importa que no haya medios. Lo que importa es que TÚ (Y no el sistema), NO quieres atenderle bien, no quieres mandarle tal o cual prueba o fármaco o no quieres mandarlo al especialista. TÚ. Y por dinero. ESO es lo que se vende. Y les da excelentes resultados. ¿Manera de resolverlo? Huelga de celo sanitaria. Y diciendo a las claras al usuario/paciente quién es el o la responsable. Mire, se lo mando y vea lo que pone aquí, en esta pantallita de ordenador, ¿Eh? Si quiere le hace fotos, que le dejo. Y este papel de protocolo de derivaciones/solicitud de pruebas diagnósticas, que yo no he firmado pero estoy obligado a cumplir, y que tal y cual con nombre y apellidos sí, y que dice que no le derive a usted/no le haga la prueba; tome una copia para usted y su abogado si la quiere. Ahora vaya si quiere a tener una amigable conversación con él/ell (Ahí le tiene en su despacho si le quiere decir unas palabritas, no sea tímido/a); y si no este es su correo corporativo y este su teléfono del trabajo. Ah, y le saluda afectuosamente de mi parte.
    Más de uno no iba a ganar para Fortasec.

  5. JOSE IGNACIO MARTINEZ MARTIN says:

    NO HAY VERDADERA VOLUNTAD POLÍTICA Y RECURSOS INVERTIDOS PARA QUE NUESTRO SNS .-SAS FUNCIONE EFICIENTEMENTE – SE NECESITA TIMPO + FORMACIÓN + RECURSO HUMANOS + MEDIOS TÉCNICOS +SALARIOS ADECUADOS + APOYO DECIDIDO DE LA ADMINISTRACIÓN – ADMINISTRACIONES A LOS PROFESIONALES PARA QUE ESTOS PUEDAN HACER UNA ADECUANDA , CONVENIENTE Y NECESARIA EDUCACION PARA LA SALUD = I+D+I ( TAN POMPOSAMNETE ESGRIMIDO PERO NO APLICADA A LA PRÁCTICA ) CON ESTOS GESTORES ACTUALES ELLO ES PRACTICAMNTE IMPOSIBLE , YA LO HAN DEMOSTRADO DURANTE 32-33 AÑOS … UN DETERIORO PROGRESIVO DE LA ASISTENCIA Y CALIDAD DE LA SANIDAD . SI QUEREMOS SALUD HAY QUE INVERTIR DECIDIDAMENTE MÁS EN PERSONAL ( EVITAR LA EMIGRACIÓN DE PROFESIONALES , CADA VEZ MEJOR FORMADOS Y MÁS PREPARADOS ) Y RECURSOS SANITARIOS

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde