fbpx

K.O.L. (Líder de Opinión) Visto por un Estudiante de 1º de Medicina.


Para todo aquel que quiera saber qué ocurre de verdad en el mundo médico, este es su libro. Pues el autor nos permite meternos de lleno en los tira y afloja del médico con sus jefes, en las imposibilidades para aportar una mejora al sistema como le ocurre a Najah, indagar sobre la verdadera relación entre médico y paciente y no como hacen creer series de culto popular como “House”, “Anatomía de Gray”, “Hospital Central” o derivados. Series que además crean una imagen falsa sobre la vida de estos profesionales, olvidando los problemas con el sindicato, con las asociaciones de pacientes, con los propios pacientes o con el Sistema que se olvida en estos casos, pero que conlleva el mayor estorbo y a la vez ayuda para la tarea humana y sanitaria de los médicos.

  Así Relimpio permite en este libro un acercamiento sorprendente a la situación real, lo que a los estudiantes de medicina nos llega como una primera degustación de lo que será el resto de nuestras vidas si no conseguimos cambiar la situación. Y que llega al público como un descubrimiento de que detrás de ese médico que puede parecer frio se esconde un mundo de complicaciones pero sin embargo un mundo agradecido. Pues el médico no tiene otra función principal que hacer la vida de los demás mejor, si no permitirla en otras ocasiones, por lo que es inevitable el sentir un lazo con el paciente, como se ve en la relación de Rafael con Rosario. 

  Por ello este libro también permite el saber cómo es no solo la relación del paciente con el médico como sabemos todos, sino la relación del médico con el paciente. Y es que esta última es la más complicada, pues como se descubre en el libro no depende solo de este, como puede creer el paciente, pues sobre el médico se haya el equipo directivo, las directrices recibidas, y el Sistema, poco tenido en cuenta pero que al fin y al cabo es quien manda y quien paga.
  Además de ello se descubre a través de la trama qué son verdaderamente las compañías farmacéuticas, pues no deja de ser una empresa que busca los mayores ingresos posibles – no así la profesión médica, pues los ingresos dependen del Estado – y que hace lo que sea para ello. Ahí radica la importancia de los K.O.L. que Relimpio detalla, esos en los que Rafael se convierte buscando el ansia de poder y dinero, de ser alguien, de ser “algo más que un médico de consultas”, de codearse con aquellos que se creen alguien. Pero este logra salvarse de las compañías farmacéuticas, de ahí el “Se acabo con ellos”, descubriendo el lector así todo lo miserable que rodea el mundo sanitario, todo aquello que se sale del fin de ayudar a mejorar la vida de los pacientes, incluyendo líderes de opinión, viajes a países exóticos pagados por las farmacéuticas, presión para que receten un producto determinado, etc.

  Y por ello el lector a pesar de no saber de ello puede descubrir la dificultad que habrá supuesto para el autor el publicar todo esto que existe en la realidad, todo esto que se esconde al público del mundo médico, todo lo detestable del mismo.

  Añadir que como estudiante de esta agradecida carrera, es el libro idóneo para saber enfrentarnos a la verdadera situación del mundo que nos espera, sin más fin que cambiarlo. 

Pablo Maguilla. Estudiante de Primero de Medicina. Facultad de Medicina. Universidad de Sevilla.

E-mail de Federico Relimpio a Pablo Maguilla:

Pablo, muchísimas gracias. Pero tengo que pedir tu permiso para publicar su contenido (con tu nombre, con tus iniciales o simplemente diciendo, estudiante de Medicina que desea anonimato, según me indiques).


Te reitero las gracias!

Federico Relimpio.

Respuesta de Pablo Maguilla a Federico Relimpio:

No tengo ningún problema en que publique el comentario con mi nombre. Y espero que haya sido de su agrado o de su utilidad al menos.

También decirle que al igual que el libro, la charla que hizo en la última sesión de la asignatura, al menos a mí, me sirvió para plantearme el futuro en la profesión desde otra perspectiva.

Un saludo.


Presentación de la charla: http://www.slideshare.net/FedericoAstolfi1/los-cuatro-jinetes-del-apocalipsis-20
Consigue la novela: http://www.elcorteingles.es/tienda/libros/browse/productDetailCultural.jsp?productId=A9576890&categoryId=999.535&navAction=jump&navCount=0&isProduct=true&_requestid=309791







2 thoughts on “K.O.L. (Líder de Opinión) Visto por un Estudiante de 1º de Medicina.

  1. Federico says:

    Alfonso, gracias por disentir… Gracias por no dejarme hundir en el pesimismo… Porque sin tu interacción, terminaría yo en una mezcla de Unamuno y Schopenhauer y el resultado puede que no sea estimulante, pero desde luego lo que no es bajo ningún concepto es estético!!
    Federico Relimpio

  2. Alfonso Pedrosa says:

    Tuve la suerte de ser testigo de excepción y mozo de espadas del Dr. relimpio aquella tarde en el Aula Magna de la Facultad de Medicina de Sevilla. Así que, aunque sólo sea por dejar claro mi papel en esa suerte de celestineo docente, por si alguien se siente aficionado al patrio deporte de la montería en la Isla de las Cabezas Cortadas, he aquí que me manifiesto. Y porque además veo en la presentación expuesta en Slideshare (la misma que sirvió de apoyo a las ideas que allí se manejaron) referencias que yo mismo utilicé en ese contexto. Decir de entrada que en el pecado llevo la penitencia: al incluir la lectura de la novela de Federico en el módulo de la asignatura que imparto, afronto estos días la tarea (gozosa y ardua) de leer y calificar 178 comentarios, entre ellos el de Pablo. Independientemente del asunto administrativo-calificador relacionado con la asignatura en sí misma, tengo idea, si me da la vida, con las referencias (anónimas)e inspiraciones que me llamen más la atención, postear algo sobre el tema cuando ya la asignatura haya quedado atrás, aunque sólo sea como reconocimiento a los estudiantes por su atención y a Federico por su implicación, por la cara, en esta historia. Respecto a mi posicionamiento ante la manera de entender la realidad sanitaria que posee el Dr. Relimpio, es una especie de sentimiento procastinador por entrar a cada trapo que ofrece con su capote lo que me embarga: no acabo de encontrar tiempo para un buen punching intelectual en la zona de comentarios de su blog. Afortunadamente, ya van algunas cervezas compartidas por ambos en malas compañías que me van quitando el mono de esa sanísima confrontación (contraste) de pareceres. Hay dos asuntos que tengo pendientes con él, disensos respecto a su opinión, que ahora mismo me acuerde. La primera, no tengo claro que el vector principal de la transformación del SNS sea la americanización cultural, ni que el proceso sea inexorable. La segunda, tampoco tengo claro que el SNS se esté hundiendo porque hemos llevado una vida irresponsable de nuevos ricos en España y el nivel tecnológico del paraguas asistencial se justifique sólo por los fondos europeos y el enriquecimiento rápido del boom del ladrillo. Al menos, no totalmente. Finalmente, respecto a los contenidos de su novela, creo que fui de los primeros en opinar en público, tal como puede verse en la barra lateral de su blog. En fin, que me reitero en una percepción que vengo aquilatando con el tiempo: en una época de mindundis, abajofirmantes y traficantes de ideas de segunda mano, se agradece muchísimo una interlocución inteligente y clara, como la que es posible mantener con el Dr. Relimpio. Estar o no de acuerdo con él es lo de menos. Un saludo.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde