fbpx

El Doctor Pérez y la Urna

En el principio, el doctor Pérez tenía ocho minutos por paciente. Y ahí lo hacía todo: escucharlo, explorarlo, darle las explicaciones, hacer las recetas y decirle adiós.
Pasó el tiempo, y al doctor Pérez le pusieron un teléfono para atender al jefe – y otras llamadas -. Pero seguía con los ocho minutos por paciente. Se afanó en escucharlos, explorarlos, darles las explicaciones y hacer las recetas. Hacía adiós, así, con la manita. Y no siempre.
Un tiempo después, al doctor Pérez le pusieron un ordenador. De entrada, para dar las citas. El doctor Pérez sonrió, complacido: así evitaría que las administrativas le insertasen pacientes. Pero seguía con los ocho minutos por paciente. Ni hola, ni adiós; corriendo para adentro, y corriendo para afuera, que hay que escucharlos, explorarlos, darles las explicaciones y hacer las recetas.
Un par de años después, había elecciones- como este domingo -: esta vez, la medida estrella fue la demora cero. El doctor Pérez tenía que ver a todos los que se presentasen en el día – más los avisos -. En total, se le quedó en seis minutos cuarenta y cinco por paciente. Vuelan adentro y afuera, pegándose patadas en el culo, que hay que escucharlos, explorarlos y hacerles las recetas. Darles pocas explicaciones, o mejor un tríptico. O una dirección de correo electrónico. O un “Salud Informa”. Que el más listo se entere bien, y se lo explique a los demás.
Pasa un año y medio; estrenamos receta electrónica. Una maravilla a varios clics por receta – si no se te cae el sistema -. Y pendiente de las recomendaciones que te hagan las ventanas emergentes. Se acabó, lo de hacer recetas. Pero entre dar las citas, la demora cero y las receta electrónica, de tus seis minutos y pico te quedan dos minutos cuarenta y tres segundos. Escucharlos – y poco; mejor dicho, echarles el ojo encima -. Explorarlos – un paripé -. Y explicarle algo a alguien el día que llueve a chuzos y no viene casi nadie.
El tiempo pasará”, canción sublime en el recuerdo de la peli “Casablanca”. Pues eso. El tiempo fue pasando, y trajo la Historia Clínica Digitaly, para más inri,  la Acreditación del Centro por la Agencia de Calidad. El doctor Pérez trabaja como un enano rellenando ítems, que todo esté hecho una monada, y que llegue al fin la gente de la Agencia, y le den el merecidísimo certificado de la excelencia.
Y llegaron: una chavala monísima y estilosa, vestida de Prada, revisándolo todo. Todo perfecto, oiga. Vino un paciente, y atendido al instante. Qué historias, qué prescripciones, qué todo, qué perfección, qué indicadores, qué limpieza, qué mantenimiento… Tenemos que exportar este modelo. A ver si vienen más… Uno… Otro… Los pacientes, digo usuarios, se van dejando caer con cuentagotas.
La chavala se mosquea un pelín:
-Pues sí que estáis holgaítos aquí… Os sale a cuarenta cinco minutos por paciente, ¿Cómo lo hacéis?
Y Pérez se sonríe, socarrón:
-¿Ya firmaste la evaluación, no?
La muchacha asiente, extrañada.
-No lo hicimos nosotros – responde el doctor Pérez, sin perder la sonrisa -; fueron ellos… Se fueron. Ahora van ahí enfrente, a una clínica que acaban de poner.
-¿A qué? – Pregunta la joven, sorprendida.
-Pues a que los escuchen con atención, los exploren, les den las explicaciones, les hagan sus recetas y les digan adiós, con todo el cariño. Y en ocho minutos. Como siempre…
@frelimpio
P.D. Dedicado a todos mis compañeros, los doctores Pérez de toda Andalucía, de Ayamonte al cabo de Gata, del Valle de los Pedroches a Tarifa: Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo. No os olvidéis de quiénes sois y de lo que hacéis. Del mismo modo, no os olvidéis de lo que nos han hecho estos años atrás, y de quiénes han sido los responsables. El domingo tenéis una espléndida oportunidad para decir lo que pensáis de todo ello, alto y claro, sin titubeos.

Es un mensaje de El Loco de Santa Justa en fomento de la participación democrática, sin violar las reglas del juego a favor – o detrimento – de una candidatura o la otra.

8 thoughts on “El Doctor Pérez y la Urna

  1. Federico Relimpio says:

    ¿Cuándo? Imposible saberlo. Pero esté atento a próximos posts, que daremos algunas sugerencias. Y muchas gracias por sus aportaciones.

  2. Anónimo says:

    Venga un ratito a Galicia, que no sé si sobreviviremos a los diez meses de Frijolito que nos faltan. Enchufismo, recortes, regalos a la privada, hospitales que se pactan con empresas a un precio y luego cuestan el doble dando la mitad de servicio (y la diferencia, a la cuenta de beneficios de la empresa concesionaria y quizá a alguna caja B), cierre de camas, contratos precarios, abusos, denigración de la profesión médica en los medios… Ya le digo, pruebe a que le ingresen en el flamante hospital "Alvaro Cunqueiro" de Vigo, ejemplo de la Gestión Mixta que defiende el PP, donde las puertas de rompen, se caen piezas, las ventanas sellan mal dejando pasar el frío, todos los días se avería algo, no tiene central de esterilización y las cajas de material van hasta en maleteros de coches particulares a otro hospital cruzando la ciudad. Puede acabar con la mierda por el cuello, literalmente ya que ya van dos roturas de tuberías de fecales sobre el área de críticos de Urgencias. Esa es la Sanidad del PP: desmontar la pública para favorecer a sus amigotes de la privada, que quien tiene unos euritos de sobra pague una mutua, pese a que las leyes fundamentales del estado le reconocen el derecho a la salud. Vote usted lo que quiera, y que le aproveche, pero luego no se queje si en esos "cuatro años más para que completen el trabajo" consiguen definitivamente desmontar la Sanidad Pública y la Educación, que una vez agotado el ladrillo, son los objetivos a expoliar por las multinacionales. (Fdo: Jose, médico del SERGAS)

  3. Anónimo says:

    Muy lúcido y completamente cierto. Están pagando trabajo de mecanógrafo a precio de médico especialista, porque a día de hoy me paso más tiempo delante de un ordenador haciendo papeleo que atendiendo REALMENTE a mis pacientes. El colmo del delirio es cuando me toca Cirugía Mayor Ambulatorio, en la que las intervenciones suelen ser rápidas, y llego a pasar más tiempo cubriendo formularios online de parte de intervención, implante de prótesis (malla en las hernias), informe de alta, prescripciones vía receta electrónica y demás que con los guantes puestos y operando. Todo para que un baboso chupatintas en el el edificio de dirección, colocado a dedo por ser leal como un perro al partido de turno aunque sin la menor idea de medicina clínica, pueda darle a un botón en su ordenador y ver los gráficos de gasto, aprovechamiento de quirófano y otras milongas que es lo único que les importa.
    Lo que me lleva al apartado de las certificaciones de calidad, una de las mayores estafas de nuestros tiempos. Algo importado de las fábricas, donde sirven para demostrar que se sigue un procedimiento y un control de calidad en la elaboración de, qué se yo, tostadoras o desagües de inodoro, pero que veo poco extrapolable al trato con el paciente porque no somos una fábrica ni nuestros pacientes piezas que deben salir exactamente iguales de la cadena de montaje. Nunca se preguntan si hacemos bien o mal las cosas, sólo si las hacemos conforme a los protocolos, si rellenamos todos los papelitos… Probablemente si Rudolf Hoess hubiera pedido la certificación ISO-9000 (o la que sea) para su modo de trabano en el Campo de Auschwitz la hubiera obtenido sin problemas, porque su organización funcionaba como un reloj. Haciendo algo reprobable, criminal, eso sí. Pero siguiendo las reglas. ¿Cuándo echaremos a patadas a los chupatintas y políticos de los hospitales? (Fdo: Jose, desde el Sergas)

  4. Federico Relimpio says:

    Buena reflexión lo del dr. Frankenstein, lo voy a trabajar, que da para otro post. Yo creo que nos cogieron en lo de la desidia.

  5. Unknown says:

    DESDE LUEGO NO VOTAR AL PSOE , YA HEMOS VISTO LO QUE HACEN , NOS HACEN EN ANDALUCÍA , Y LA MEMORIA HISTÓRICA NOS DEMUESTRA LO QUE HICIERON EN ESPAÑA . SERÍA TERRIBLE QUE GOBERNARAN DE NUEVO A ESPAÑA … PODEMOS DESCARTADO ( ANARQUISTAS , OCUPAS , ÁCRATAS , ANTISISTEMA , FINANCIADOS POR VENEZUELA E IRÁN … VA A SER QUE NO ) , CIUDADANOS LE FALTA UN HERVOR Y PACTA HASTA CON EL DIABLO SIN IMPORTAR FORMAS TALES …QUE NOS QUEDA MARIANO Y EL PP ( ES INTELIGENTE , TRABAJADOR , HONRADO , VALIENTE Y CON SENTIDO DEL HUMOR ) ESE SERÁ MI VOTO Y NO ME DA MIEDO NI COMPLEJO EN ADMITIRLO Y DECIRLO . QUEDA ANALIZAR A IU , PERO NO MERECE LA PENA ( YA VIMOS LA COALICIÓN EN ANDALUCIA QUITANDOO AL PARTIDO MÁS VOTADO POR LOS CIUDADANOS Y SU GESTION ) . LO TENGO CLARO , OTROS CUATRO AÑOS PARA QUE COMPLETEN EL TRABAJO INICIADO . AMÉN

  6. Anónimo says:

    Todos somos Pérez. A veces, somos el doctor Who (O Dr Quien): ¿QUIEN ha cerrado este ala?¿Quien me hace hacer tardes?¿Quien pretende que meta tres pacientes en el hueco de uno? ¿Quién es la mente privilegiada que es tan cicatera con la Sanidad y provoca colapsos en Urgencias por peseteros? Y otras, el Dr. No: NO puedo derivarle, NO puedo recetarle, NO puedo hacerle tal prueba, NO voy a llegar a fin de mes, NO me llaman de la bolsa, NO puedo negarme a un contrato de horas, NO tengo salientes, NO trabajo menos de 60 horas a la semana y cobro por 30, NO voy a tener más remedio que irme…O doctores Zhivago, sometidos al comisario político de turno. Doctores anónimos, de trinchera… Tanto en la pública como en la privada. Y por qué no, también somos el Dr. Frankenstein, porque este monstruo lo hemos hecho (Y lo mantenemos) entre todos. Por desidia, por vanidad, por un carguete o por no señalarnos. Feliz Navidad y Año Nuevo.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde