fbpx

Una Causa para Todos los Tiempos

En los últimos años, varias personas allegadas, tras leer K.O.L. Líder de Opinión, se me acercaron y me comentaron en voz baja: “¡Ya le has echado valor!”

En los últimos días, tras el acto de presentación en el Excmo. Ateneo de Sevilla, algunas más vinieron a decirme: “¡Mira que le has echado narices!” 

Miguel Jara me dijo en su día en público, en su blog: “Tú lo que eres es un valiente.” Ese mismo calificativo emplearon mis editores: “obra valiente“. O mi amigo y presentador, el exalcalde de Sevilla Manuel del Valle: “osadía”, “suicida”, “agitador intelectual”… En su presentación, Manuel (para mí, Manolo), llegó a inquietarme: 

“Ten cuidado Federico, porque la defensa de los derechos ciudadanos, en su más amplia consideración, parece que trae funestas consecuencias. Y ya que eres un buen aficionado al cine, acuérdate de aquella película titulada El Jardinero Fiel” y de lo que algunos son capaces de hacer.”

Y yo me digo que una de dos: o soy un inconsciente o estoy verdaderamente loco. Porque yo, la verdad es que no veo para tanto. No creo que mi puesto de trabajo peligre sin que se me haga una verdadera tropelía… ¿Dónde están, pues, la valentía o la osadía? No las veo por parte alguna.

Algún compañero, más suspicaz de la cuenta, llegó a decirme si yo quería labrarme una posición de prestigio que me permitiera proyectarme a ciertos puestos, en un momento dado. Tuve que contener la sonrisa. Se le contesta fácilmente con la declaración de intenciones que expuse en el Ateneo: Porque en la base profesional a la que perteneceré siempre…” Más claro imposible, ¿Verdad?

Terminando el post y retomando aquel otro inspirado en Vida y Destino, de Vasili Grossman: mi verdadera lucha es contra el miedo. Esa desazón atávica a una amenaza inconcreta que flota en el ambiente, infundida por una mirada poderosa, que no necesita materializarse o expresarse. Sólo avivar el rescoldo de que no sabes cómo ni cuándo pero que ésa mirada de desafío a la autoridad – la que sea: la materna, la judicial, el guardia de tráfico o el mismo médico – te traerá consecuencias. Cuando menos te lo esperes. En tus carnes o en carnes queridas. Y entonces, maldecirás haber mirado con insolencia o que se te haya detectado que has mascullado dos palabras de rebeldía.

Antes pensaba que era herencia del franquismo, pero ahora pienso que es algo mucho, mucho más antiguo. Con ese temor a un puño invisible que se mueve en el futuro nos gobierna una madre castrante, un maestro autoritario, un médico inseguro, un jefe déspota, un guardia urbano sin otro ámbito y miles de dictadorcillos ansiosos de crear y establecer miles, millones de pequeñas dictaduras personales – donde pueden – en un país que, verdaderamente, nunca hizo un viaje en serio hacia la democracia.

Y que hoy, por hablar, por escribir, por presentar esta novela me digan: “¡Qué coraje!”, no puede sino sonrojarme. Porque, por encima de lo bueno o malo que ahí haya escrito uno, quiero transmitiros que es necesario. Es necesario hablar, escribir, presentar el pensamiento propio con la frente bien alta, que de eso se trata. Que, muchas veces, no hay puño bailando en la imaginación si la mirada lo desafía. Que a ser libre, siendo libre se aprende y, para no tener miedo, puede ser buena vacuna mirar de frente al poderoso con determinación y pedirle cuentas . Y entonces se acaba súbitamente lo de “escarmienta a uno y amedrenta a ciento”. Cuando cientos y miles van derechitos a pedir pelos y señales del escarmiento. A hablar, por ejemplo, de justicia o del abandono de un puesto. Sin que tengamos que llegar a “Fuenteovejuna”, simplemente impidiendo la llegada a tales extremos.

Solicítelo en su librería más próxima o directamente a través deAnantes  o de sus librerías asociadas:

Librerías colaboradoras:
Librería Nuño. San Luis, 83. 41003. Sevilla. España.
nuno@librerianunoeditorial.com
La Extravagante Libros. Alameda de Hércules, 77. 41002 Sevilla. Teléfono 954900816
laextravagantelibros@yahoo.es
Molino de Cienta. Avda. Emilio Lemos (Edificio Realengo). Sevilla. Teléfono 954440970
elmolinodecienta@yahoo.es
Yerma Librería. Calle José Recuerda Rubio (frente al IES Murillo al lado del Edificio Viapol). Bloque 5. 41018. Sevilla. 954923238
yermalibreria93@gmail.com
Un Gato en Bicicleta. Calle Regina 8A. Sevilla. 955295651
ungatoenbicicleta@gmail.com
ULTRAMARINOS. Pasaja Mallol, 8. Sevilla.
libreriaultramarina@gmail.com

2 thoughts on “Una Causa para Todos los Tiempos

  1. Federico Relimpio says:

    No des nada por supuesto. Harás lo que quieras cuando te des cuenta de que sólo te tienes miedo a ti. Y de que sabes hacer muchas cosas más de las que crees. Mi pretendida valentía se esfuma cuando veo el día a día de tanta gente. Son ellos los que me llevaron al teclado y, si te dejas, son ellos los que te inspirarán. Un abrazo y gracias por el interés y la participación.

  2. JM Manzanares says:

    No es miedo, es respeto (en el sentido mafioso, claro). Y no viene del franquismo, que únicamente reafirmó al país como feudal, ahogando a sangre o exilio las pretensiones liberales del siglo XIX. Nunca ha existido una revolución española, por lo que somos herederos del sistema feudal, con sus reyezuelos o taifas, impregnando toda la sociedad. Cuando el españolito nace, le hacen ver que las leyes están para saltarlas, y la única ley (no escrita) que se respeta es la de arrimarse a un buen árbol. Las jerarquías de antaño siguen vigentes en nuestras mentes. Lo que cambia son los colores. No ataques la mano que te da de comer, no ofendas a tu superior, sea en el hospital, sea en la universidad, etc etc, por que de ellos depende que promociones o no. Sólo si no te importa no promocionar o si tu puesto de trabajo es fijo, puedes ejercer la libertad sin miedo. Hace años, un compañero "número 1" quedó en un total ostracismo por el horrendo crimen de haberse enfrentado al "líder". De nada servía su currículum: una llamada del líder y las puertas de un posible trabajo se cerraban… Para escribir un libro, que yo por supuesto no lo haré, !por miedo! (y porque además no sé escribir. En fin, enhorabuena por tu valentía.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde