fbpx

Historias de la Radio o el Mundo – Sanitario – del que Venimos

Fin de semana, peli antigua. Rutinas de otoño-invierno. Les voy a recomendar la del sábado: “Historias de la Radio”de 1955, en Blanco y Negro, por supuesto.

No te la esperas. Es cuando hacíamos cine en esta España nuestra con cuatro perras, humor y mucho seso. Pero hay ahí mucho, mucho de lo que somos ahora. Imposible comprendernos sin saber de donde venimos, de lo que hemos sido en 1955. Qué maravillosamente ingenuos, bondadosos, pueblerinos, abnegados, sufridos, solidarios… Podría estar escribiendo adjetivos toda la mañana, pero creo que ya van unos pocos.

Es una peli que se ve hoy. Y se ve hoy bien, sin ser especialmente cinéfilo. Y te hartas de reír. Pero también lloras un poco. Yo me crié con personas que vivieron esa época, que hicieron esa España y sé que esta bien retratada. Con las limitaciones de la censura, claro está, pero… Vista en perspectiva puedo afirmar que, desde mi punto de vista, es una película que ha envejecido bien.

Y llego por fin a lo mío, a lo sanitario. Ese niño postrado en cama con una malformación cardíaca en un pueblecito perdido de la provincia de Madrid (cuando había pueblecitos perdidos en la provincia de Madrid). Ese médico de pueblo escribiendo al colega de Suecia valorando la posibilidad de una intervención salvadora y calculando un coste inasumible para una viuda. Y el buen doctor convocando a las fuerzas vivas del pueblo para hacer una suscripción popular para pagarle el viaje y la operación al chico. No será suficiente. El pobre maestro – en la foto, genial Alberto Romea en el recuerdo -, tendrá que vencer su timidez y presentarse a un concurso de sabiondos de radio para reunir todo el dinero. Tiempos afortunadamente pasados.

Hay que ver estas películas. Hay que verlas para ver el mundo de nuestros padres y abuelos. Hay que verlas para ver cómo vivíamos antes de disfrutar del Sistema Sanitario que tenemos. Es forzoso verlas para rescatar valores. Para no tirar dinero con estúpidos cheques-bebés indiscriminados y otros derroches incomprensibles. Para no hacer populismo ni demagogias con cuestiones de las que dependen la vida, la salud y la felicidad de las personas. Y para recordar, insisto, que venimos de una sociedad precaria, difícil, pobre, en la que una intervención de coartación de aorta era un milagro. Algo asequible en aquella época sólo mediante un ejercicio espontáneo de solidaridad. A reflexionar en estos tiempos, ¿No les parece?

2 thoughts on “Historias de la Radio o el Mundo – Sanitario – del que Venimos

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde