fbpx

Diabetes: Extraña Conexión Barna – Sevilla

Son curiosas las cosas que tiene estar en red y comunicarse con otros profesionales de otros lugares. Estaba yo el julio pasado de vacaciones en el Algarve de mis amores – a ver si no se me agua el puente del Pilar y puedo volver -. Recibo un mail de un compañero de barricada de un conocidísimo y prestigioso hospital de Barna – ¿Y yo por qué demonios abro el correo estando de vacaciones? Lo que dice mi mujer: no sé desconectar del todo de este mundo infernal -. A lo que voy, que el colega me comenta escandalizado que la revista «Avances en Diabetogía» – órgano oficial de expresión de la Sociedad Española de Diabetes – saca un número monográfico para tratar de los diversos usos de un análogo de insulina, lógicamente con el patrocinio de la compañía que lo comercializa. Correo de respuesta: «estoy off, muchacho; ya veré a la vuelta…»

Pero inevitablemente vino la vuelta al tajo. Me lo tiene dicho el cabrón del Saltamontes: me puede el olor a pólvora. Y vuelvo sobre el asunto. Será de la mala idea que me pone la calor de Sevilla. Pergeñamos una carta al director de protesta a tres – con un farmacéutico extremeño – que, si Dios quiere, verá la luz en el próximo número de la revista. Nos ha salido cargadita, anticipo. Es lo mínimo. Antes de mandarla tuve un momento de debilidad y consulté con una compa. «Que te ha salido fuerte… ¿No te puedes hacer el loco en este asunto? Vas a arder en una pira.» Lo dicho, el olor a pólvora y barricada. Ya la pongo aquí cuando salga, por si alguien tiene interés.

Pero yo, en el fondo, iba a otra cosa. Iba a que lo que me gusta de estas interacciones es que pasan del 2.0 al 1.0, y del 1.0 al 0.0. Y me explico. Que yo al colega no lo conocía de nada. Él me conocía por mi novela (http://www.bubok.es/libro/detalles/197444/KOL-Lider-de-Opinion). Por eso me metió en el fregao. Y claro, yo me dejé. Pero él tenía el morbillo de saber qué de había de autobiográfico en mi relato. Pero, lo más importante: que venía a Sevilla y que hacíamos un vis a vis, como los presos. Un poco como esos chats que te ofrecen que, cuando la cosa se calienta, pasas a voz. Pues lo mismo. Un 2.0 médico profesional que ha permitido pasar a cerve y salmorejo en la tasca de mis conspiraciones habituales con Saltamontes, pero una generación por medio, a más de mil kilómetros de distancia, con una independencia en gestación – de lo que me quería enterar en vivo y en directo, por cierto -.

Y lo mejor, que me traía más gente, para hablar de todo y de cualquier cosa, para enterarme y enterarse, para enterarnos todos de que los tuits son destino y medio, camino y encuentro y de que detrás, estamos nosotros. A compartirlo todo. La cerve y el salmorejo. Sin fronteras, que es lo nuestro.

El chaval me contó una anécdota graciosa. Fue a sustituir un tiempo a una endocrina sénior de su área. Y de ahí, fue a hablar con las enfermeras del centro de Atención Primaria correspondiente. La primera en la frente, le espeta una de ellas: «cuando ponéis en los papeles titular la dosis de insulina hasta conseguir niveles… ¿Qué queréis decir?» El joven no salía de su asombro ante la descoordinación. Y a mí se me ocurren varias cosas:

1. Enhorabuena. Ahí, en Barna, en el hospital nuclear para la diabetología, lo mejor de lo que antes era este país – dentro de poco, otro país – pasan más o menos las mismas cosas que en el resto de España. Somos más parecidos de lo que pensáis. De lo que pensamos.
2. Muchacho… ¿Aún no tienes un blog para comunicar vivencias de barricada? ¡Estas cosas las tiene que saber el mundo mundial! Como me dijera que no, ofrecí prestar el mío y pedí los permisos correspondientes para publicar la proeza y la experiencia, con la promesa de que ni su nombre ni el del hospi serían publicados.

9 thoughts on “Diabetes: Extraña Conexión Barna – Sevilla

  1. Federico says:

    A los que puedan seguir esta conversación – para mí, de lo más interesante -: hay mucho que aprender acerca de lo que es y como se forma un líder de opinión (KOL) a sueldo de la industria farmacéutica. De ello va mi novela y ello les puede resultar ilustrativo. Ahí va el link, con el que descargársela o encargarla. ¡Buen viaje! http://www.bubok.es/libro/detalles/197444/KOL-Lider-de-Opinion

  2. Federico says:

    Creo que esto está derivando a lo personal "te conozco y me conoces" "Te conozco y te predispones al histrionismo con facilidad…" No voy a entrar en esa pendiente. La relación no es simétrica: yo soy Federico Relimpio y sigo sin saber quién eres. Hablo en general, no personalizo. Ni en mi entrada ni en mi comentario de respuesta he hablado de presiones, chantajes o sobornos. Eres tú el primero que ha mencionado esas palabras, al igual que la palabra "tarugo". Tal vez plantee que, de modo general, sea cuestionable el esfuerzo desarrollado en torno a nuevas moléculas que han terminado siendo un bluff. Por ello, el avance del reloj, como decías, tal vez deba ser más lento, pero más meditado.
    La relación del KOL con la industria es más sutil de lo que expones y el conflicto de interés, más larvado. Pero está en la base de la génesis de una terrible bolsa de gasto ineficiente. Gracias por el interés y disculpa en lo que te puedas haber sentido ofendido. Algún día te acercas, te das a conocer personalmente y me explicas mejor lo de mi tendencia al histrionismo, hombre – o mujer -, que eso sí sería bueno de corregir.

  3. Anónimo says:

    Federico, te conozco y me conoces. Me he visto bastante retratado cuando he visto el comentario anterior. Yo soy de los que llaman de cuando en cuando para dar ponencias con laboratorios. No tengo nada de qué avergonzarme y me parece muy digno que me paguen unos honorarios porque yo hago mis diapositivas y me lleva mucho tiempo. Yo no sé qué experiencia tienes con la industria pero a mí no me presionan, chantajean, me sobornan ni me compran. Hay un tema para dar…me lo preparo, lo comunico y punto…Si el fármaco es bueno y da buenos resultados ….estupendo. Si es dudoso lo digo igual y puede ser que no me llamen más pero, mira tú por donde, me llaman igual.
    Creo que la industria farmacéutica de hoy no quiere "tarugos" dando charlas trucadas porque es pan para hoy y hambre para mañana. Se ha dado el tarugueo en otros tiempos,pero todos sabemos que eso tiene las patas muy cortitas.
    Tengo que decir que esa coacción, presión y condicionantes no los he visto y yo tengo ya una edad. Conmigo no se juega. Los laboratorios no se la juegan haciendo decir lo que no se puede decir….o por lo menos con los laboratorios que yo he colaborado. Te conozco y te predispones al histrionismo con facilidad….Todo el mundo no es malo. Hay intereses, por supuesto, pero los médicos tenemos un nivel para saber discernir….Yo estoy convencido. Tu amigo A.D.

  4. Federico says:

    Que no paren el reloj, de ningún modo! Pero que los minutos y los segundos pasen marcando el tiempo para algo, no espantando moscas. Que la arena del reloj sea para estatinas, no para acarbosas o rosiglitazonas. Y que los KOL de las estatinas sean separados de los KOL de las acarbosas o las rosiglitazonas. Y que, dentro de las estatinas, separemos precozmente la simvastatina de la cerivastatina. Que no paren el reloj, pero que la gasolina que cuesta mantenerlo en marcha sirva para hacerlo ir a alguna parte. Muchas gracias por el interés y de acuerdo en parte.

  5. Anónimo says:

    "Y Curro paró el reloj…" Y este hombre también quiere parar el reloj…
    Yo ahora soy """K.O.L.""" pero hay una diferencia… no digo nada que no me crea. ME NIEGO ROTUNDAMENTE A CAMBIO DE UN VIAJE, DE UNA COMIDA O UNA TRANSFERENCIA. MI CARA Y MI IMAGEN NO TIENE DINERO LA INDUSTRIA PARA COMPRARLA. NI PACIENTE, NI COMPAÑERO, NI GERENTE, NI NADIE me podrá avergonzar por transmitir lo que sé, he leído, me he creído y he probado satisfactoriamente. Si gana el laboratorio mejor para él, se lo merecerá.
    Yo no serviría para decir algo que no piense a cambio de dinero ni en Sevilla ni en Orlando. Ni para vender medicinas que no me creyera que van a avanzar. ¿Nos deberíamos haber quedado en la reserpina, el daonil y el tagamet?¿Deben las multinacionales transformarse en ONGS? ¿Qué pasa cuando se tiran 1500 millones de dólares a un contenedor azul de reciclado de papel porque el medicamento falla en fase III? ¿Hacemos un escote entre todos?
    Si mi experiencia y mi capacidad de transmitir es buena que me la paguen y si no me quedo en mi casa . Y si lo que pienso no les gusta que no me llamen y no sé si ganaría cuatro perras contando mi experiencia hasta que me dejaron de llamar, probablemente no. Solamente que nunca dije nada que no me creyera, ni fui escoltado por la guardia civil de ponente en un simposio de laboratorio. Y cuando me escucharon vieron honestidad, sensatez y dignidad. ¿O son todos indignos? Bendita riqueza la que han hecho los que inventaron el urbason, la penicilina, la insulina, las estatinas, el omeprazol,la aspirina y el nolotil. Y POR LO QUE MÁS QUIERAN….QUE NO PAREN EL RELOJ

  6. Federico says:

    Me gusta eso de pelear sin escudos. Se muere a menudo, pero se muere bien, oliendo al adversario… Luego, directos al Walhala o a la pira funeraria. A algunos lo cantarán mil años en las runas. Tal vez los descendientes del enemigo y a su pesar.

  7. Anónimo says:

    A algunos nos gusta pelear sin escudos…no sufras…

    Dr. Anonymuos

  8. Federico says:

    Antes la muerte que revelar mis fuentes, Anonymous… Pero la cosa venía tan cargada… Puedo, si quieres, cargarme la entrada, ahora que la difusión es limitada.

  9. Anónimo says:

    Mi amigo Federico ha querido guardar mi anonimato, pero con tantas pistas creo que un aprendiz de Sherlock Holmes, me encuentra sin dificultad, jajaja. Para evitar esfuerzos, aquí me ofrezco para seguir contando batallas de barricadas que sirvan para ser conscientes de que vamos todos en el mismo cayuco, que aunque débil, si le echamos corazón puede hacernos llegar a la otra orilla sin ahogarnos… Quien quiera más que hable en el blog.

    Dr. Anonymous

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde