fbpx

Carrera Profesional en el SAS

Primas matinas de agosto. Acabo de conversar – debatir – con una compañera acerca de la polémica sentencia de julio del TSJA que tumba la reversibilidad de la carrera profesional en el Servicio Andaluz de Salud. No voy a entrar en detalle. Hace mucho calor y no hemos dormido bien.

Su postura – la del SAS – : que la carrera profesional debe ser verdaderamente diferenciadora. Que debe primar el esfuerzo, vaya.

La mía – la de muchos con los que he contactado – : que la carrera profesional vino en la década pasada como subida de sueldo encubierta, para paliar unos sueldos bajísimos en Sanidad Pública que, según parece, no se podían subir de otro modo. Por eso se ha «regalado» como si de antigüedad fuera en toda la piel de toro. Salvo aquí, claro, que salvo para regalar lo de los EREs y el fondo de reptiles, somos más papistas que el papa.

Vuelvo a su postura: que nuestro cabreo se debe a tener que demostrar unos méritos que damos por sobrados y supuestos.

Y yo vuelvo a la mía: que el cabreo es el agravio comparativo con el resto de España. Por ahí, la cabalgata de los Reyes Magos y aquí, el tribunal del Santo Oficio.

No sé en qué quedará – no creo que lo sepan ni ellos -. Tras el varapalo del TSJA, le han bajado los humos a la Consejería. La reversibilidad de la carrera era «perversa» y «subjetiva» (palabras de la sentencia). En cualquier caso, creo que es de sentido común pensar en unificar unos criterios para la carrera de los profesionales del Sistema Nacional de Salud en todo el Estado. No puede haber diecisiete carreras con diecisiete sistemas o diecisiete interpretaciones.

Y, en todo caso, si me toca el sistema más hostil, el más duro, el menos amable (partiendo de la base de que el vector de salarios ya era el menos favorable y que trabajo en uno de los escasos lugares donde aún se aplica el complemento de dedicación exclusiva tal y como se concibió inicialmente), podrán muchos encontrar comprensible que anime a recentralizar algunas competencias sanitarias o que sugiera a los recién licenciados que elijan otra comunidad para desarrollar la residencia y el ejercicio profesional.

Pero, vaya, que son simples opiniones. El que no esté de acuerdo, comentario al canto. El recuadro, abajo.

Veinte años en el SAS. Mi propia historia. A un click.

6 thoughts on “Carrera Profesional en el SAS

  1. Anónimo says:

    La cuestión es que se deberían de unir criterios en los 17 reinos de taifas y las ciudades del norte de africa; no es normal que en unos sitios cueste dios y ayuda subir de nivel, o incluso que te bajen del mismo, y en otras, te lo regalan… y cuando digo que lo regalan… hablo por propia experiencia. En el Ingesa (Ceuta y Melilla), con unos cuantos cursos y poco más, subes de nivel; ni compromiso con la empresa, puesto que se parte de que andas comprometido con la organización, ni publicaciones, que aunque puntúen, con los cursos basta… etc. Con que tengas los años y poco más,,, a soltar guita. Me parece muy injusto. Deberian de unfificarse estos criterios a nivel nacional, pero claro, las competencias son las compentencias, y nadie quiere ser menos… que daño hicieron dando las mismas a a las CCAA. Me gustaba cuando era el INSALUD.

  2. Federico says:

    Lo dicho en la contestación al comentario anterior. Sea usted cirujano y déjese la piel largos años de su vida para formarse mientras que ve como el chavalote de al lado, sin formación, le levanta su sueldo y más subiéndose en el andamio – las vacas gordas de las construcción -. Se dan cuenta por ahí arriba y generan la carrera profesional para dar dos perras más. Pero es usted andaluz, ah desgracia. Millones de perras más sin control para bolsillos que convienen al poder locorregional. Pero usted es cirujano, ello es otra cosa. Va a sudar tinta para demostrar delante de la ACSA que sus méritos existen y que le paguemos un dinerillo por el que el albañil no pegaría ni una paletada. Dinerillos que, por otro lado, se han regalado a sus compañeros de otras partes de España, porque la cuestión ya era vergonzosa. Pero en Andalucía la cuestión de la vergüenza tiene otras dimensiones, como se está viendo en la comisión parlamentaria de los EREs. ¿Que había que hacer una verdadera carrera profesional, que valorara realmente los méritos? No cabe la menor duda. Pero cuando el sueldo valore realmente el trabajo de cada día…¿No? Con estas premisas, yo, volver al ochenta y depender de un Ministerio de Sanidad. Sueldo igual para todos. Condiciones, las de todo el mundo. La verdiblanca y el andalucismo, en Medicina, sólo han servido para machacarme profesionalmente.

  3. Federico says:

    Verá, que todo es discutible. Pero que me duele vivir y trabajar en el lugar en el que te pagan menos, te aplican la exclusiva y, por si fuera poco, la carrera profesional se sube "a pulso", con criterios "estrictos", y además reversibles. ¿Es que todo me tiene que tocar a mí? Yo, por si acaso, me he comprado hoy el cuponazo del viernes que viene. Porque digo yo que algo de buena suerte me tiene que tocar, digo yo.

  4. Bartolome Ramirez says:

    Estoy de acuerdo con tu planteamiento. No se pueden hacer 17 Carreras que partieron como trienios illustratados con distintos baremos de ingreso y distintas evaluaciones. Algunas carreras y la del SAS era una de ellas, se habían convertido en vasallaje por dinero. Era mas que lógico que el TSJA tumbara algunos artículos.
    No existen modelos comparables en el mundo occidental y se optó por un modelo de escalafón funciónarial (apto solo para plazas en propiedad) que es incompatible dentro de España y absolutamente inoperante y no reconocido como excelencia profesional en otros sistemas internacionales de salud.
    Claro que un funcionario no necesita irse fuera! y si a un médico se le ocurre irse a otro pais para formarse con excedencia voluntaria pierde derechos de la carrera.
    Algunas comunidades reconociendo el error la han utilizado para recortes.
    En Andalucía todavía creen que pueden salvar el barco de la carrera profesional o será que mantienen la estructura para darle sentido a agencias como la ACSA?.
    Lo mejor es hacer un "reset" y empezar desde cero viendo lo que se hace en el mundo para el desarrollo profesional y cuidado en no hacer mas experimentos fallidos.

  5. Andoni Carrion says:

    Interesante el tema que propones aunque siento decirte que no estoy de acuerdo con tu planteamiento.
    Si bien es cierto que el sistema andaluz es distinto del de otras CCAA, esto no supone que este sea el equivocado. (aunque coincido con que deberian ser homogeneizados para evitar agravios).

    Aunque si estoy de acuerdo con que el emolumento correspondiente a la carrera profesional supuso una forma de aumento del sueldo de forma encubierta (un error en su concepción inicial que más tuvo que ver con la negociación sindical y con el desamadre de regalar el nivel III a tutiplen), entiendo la carrera profesional como un modelo de crecimiento profesional en el que, lo lógico es progresar a lo largo de los años en función de unos criterios.
    Y por eso, y como en cualquier modelo de progresión, cuiando dejan de cumplirse esos criterios, debe existir la posibilidad de regresión.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde