fbpx

Veintitrés años no son nada…

Cantaba Gardel que veinte años no son nada. Desde luego, frescos están, ahí en la memoria. Este post viene a colación de por qué me he metido tan a fondo con vosotros en este berenjenal. Y la respuesta me viene enseguida: porque no es un berenjenal, ni siquiera vuestro berenjenal. Es mi berenjenal. Y en estos tiempos, donde tanto se saca a la palestra lo de la memoria histórica, mejor una imagen que mil palabras:

Imagen del 29/9/89. Habíamos entrado en el hospi el uno de abril. ¿El conflicto? Algo puede leerse, a la derecha. Lo de siempre, que al médico ni agua. Y si es resi, ni agua podrida. Entonces cobrábamos menos que en el resto de España. Pero nos negaban lo innegable. Es su estilo de siempre. Es normal; son los mismos. Los de siempre. Pepe Griñán fue consejero de Salud del 90 al 92 y ministro de Salud y Consumo de España con Felipe González del 92 al 93. Fijaros si le deben sonar nuestras cuitas. Un verdadero experto.

Y ahora fijaros en las caras de la foto. Se puede reconocer a algún que otro adjunto del Rocío de hoy. ¿Verdad? Mirad la fila de arriba. El tercero empezando por la derecha. El que lleva un fonendo. Ése… ¿Lo veis? Pues ése es un tal  Federico Relimpio, por aquel entonces R-1 de endocrino. Ahora, me hacen todas un favor y me dicen que veintitrés años no han pasado. Que estoy divino de la muerte. Martillo metío en manteca, como decimos en Andalucía. Mentidme, aunque sea por compasión. Por estos lares lo llamamos mentira piadosa.

Y ahora, después de la guasa, nos volvemos a poner serios. ¿Veis la foto? Pues ahí está la razón secreta de todo lo escrito en este blog desde que empezó lo vuestro – perdón, lo nuestro -. Que veintitrés años no son nada y que yo fui uno de vosotros. Yo estuve en esa piel, y no se me ha olvidado. Yo fui resi. Yo soy resi. Yo seré resi, mientras me duren dos ilusiones. Ilusiones que apenas resisten el paso del tiempo. Mentira; sí que lo hacen. Mientras me tome una cerve en Marqués de Paradas y mis resis me cuenten sus cosas – las de verdad: el viaje a Cuba de Alberto, las experiencias en paracaídas del Nacho, mientras explore Gallípoli con Antonio o al oír las tribulaciones en Tailandia de Noelia, o al hacerle a todas el test de cultura general del que salen tan mal paradas… ¿Verdad Ana? -. Por cierto, que ya podéis poneros tod@s a leer un poco, que el que más y la que menos no tiene ni idea de quién fue Hernán Cortés o de dónde caen los Apalaches – a ver si se va a creer alguien que me gusta pelotearos -.

Yo fui resi, y después empecé a degenerar. Pero eso es otra historia. Claro que a alguien podría interesarle… ¿No? Bueno, pues allá va: ¡Por vosotros! Mejor dicho… ¡Por nosotros! http://anantescultural.net/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde