Un grupo humano débil. Gente sin tradición de acción colectiva. Un conjunto de profesionales perennemente en desacuerdo, los unos con los otros. Hipnotizados por la seriedad de su tarea e incapaces, por tanto, de ver más allá. Estoy hablando de nosotros, los médicos. Lo dicho puede contemplarse desde ángulos diferentes. Desde una perspectiva amable, se nos ve como gente absorta en nuestros quehaceres. Es un punto de vista simpático; al fin y al cabo, se trata de…