https://federicorelimpio.com/Ladridos en la NocheEscapar del ParaísoK.O.L. Líder de Opinión

Medicina Basada en la Indefensión Aprendida

indefensión aprendida

El concepto de indefensión aprendida es científico, basado en datos experimentales. De modo resumido: si a un animal (humano o no) se le castiga con severidad, privándole de cualquier modo de evitar el daño, el vertebrado aprende que nada de lo que haga le servirá para evitar el dolor. Así, el aprendizaje le lleva a sufrir sin intentar escapar ni oponerse.

    Supongamos ahora una situación laboral en la que se niega al trabajador la capacidad de controlar su medio. Por ejemplo, sometiéndolo a una sobrecarga de trabajo cambiante, según la demanda del momento. O, si el trabajador trata al ciudadano, se le restringen los tiempos de atención mientras se le mantienen todas las exigencias de responsabilidad. Y se le imponen, además, unas evaluaciones donde se cuestionan los méritos y se recalcan los objetivos incumplidos. Recordando, en tantos casos, que la renovación del contrato depende de un «buen comportamiento». Y, por si todo esto fuera poco, se le expone a un clima de agresiones contra el que nada puede, sino esperar que el golpe sea llevadero. Creo que está claro de qué profesión se trata. 

    Admito la posibilidad de toparme con la sonrisa despectiva de cierto perfil de lector. Y, en cierto sentido, es comprensible: todas las profesiones tienen sus gajes. Con todo, permítanme exponer algo que la Medicina tiene de peculiar. Para ello, es preciso conocer antes las inquietantes consecuencias de la indefensión aprendida. Cito textualmente

«Las personas que caen en este estado interpretan que su conducta no tiene efecto alguno sobre el entorno y ‘aprenden’ a no hacer nada, aunque lo estén pasando muy mal».

Cuando este mal se extiende entre los médicos, el resultado es doblemente perverso: por un lado, los galenos aprenden a escurrir el bulto, a la espera de que el jefe o el agresor potencial descarguen sus iras en otro compañero o compañera. Por el otro, los facultativos eluden el debate público, de modo que el abordaje de los problemas colectivos queda postergado sine die.

En cualquiera de las dos vertientes, perdemos todos. Pero pierde sobre todo el enfermo y su familia. Por lo tanto, la indefensión aprendida del médico no es solo un grave problema para él/ella y su familia, sino que la termina padeciendo toda la sociedad. Porque el papel del médico es irreemplazable.

No se insiste lo suficiente en que esta situación admite un tratamiento eficaz; hay datos científicos contundentes al respecto. Volviendo a la fuente que citaba antes:

«Habrá que proporcionar a cada uno los recursos y el clima propicio para revertir las frustrantes vivencias pasadas por ocasiones para experimentar, conocer y poner a prueba sus plenas potencialidades reales, siempre dentro de un ambiente favorable».

Creo no equivocarme si equiparo la situación anímica de la profesión médica en nuestro país a la indefensión aprendida. Con todo, la buena noticia es que el mal es reversible. Claro que, para ello, hay que replantear el contrato social que tiene este país con la Medicina.

carta

Firmado: Federico Relimpio (CLICK: “sobre mí”).

Mis libros (CLICK AQUÍ)

***

“La Mole”: mucho más que gran hospital, máquina de poder. Una novela negra de Federico Relimpio (CLICK AQUÍ).

Los lectores de “La Mole” 📚 hablan: «denuncia del sistema 🧐 al nivel de James Ellroy»; «un arranque fantástico 😀, el final delicioso 😍»; «magnífica novela 📖, vibrante historia»; «verdad escondida en la literatura 📘»; «un thriller poderoso»…

P.D. No te pierdas mis historias negras y suscríbete a esta web en el box (a un lado, o abajo). Recibirás — completamente gratis — los primeros capítulos de mi novela «La Mole». De modo alternativo, puedes enviarme una nota ( click aquí ) con el asunto «LA MOLE» y el mensaje «ENVIAR LOS PRIMEROS CAPÍTULOS».

2 thoughts on “Medicina Basada en la Indefensión Aprendida

  1. Pilar says:

    Querido Dr. Relimpio,
    De nuevo lees mi alma ( creo que la de muchos compañeros y compañeras de profesión).
    Luchamos día a día no sólo contra las condiciones que tan bien describes, sino también contra la tentación de dejarnos llevar y que el sufrimiento propio y ajeno nos pase calando lo menos posible.
    Tus palabras, aliento para un día más.
    Gracias.
    Pilar. Médica de familia

    Responder
    1. admin says:

      Gracias por la participación. Me alegro de conectar. Empiezan a quedarme los últimos cartuchos profesionales. Empeñado estoy en que, al largarme, haya contribuido en lo posible a que tantas compañeras y compañeros curren todos los días satisfechos de lo que son y lo que hacen. Con la cabeza bien alta.
      Federico Relimpio

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde