fbpx

Atención Primaria: S.O.S. Urgente

En los últimos días nos ha sorprendido la siguiente noticia: ciento ocho plazas M.I.R. de Medicina Familiar y Comunitaria – Atención Primaria – (en adelante, MFyC) quedaban sin cubrir. Que los candidatos preferían esperar al año siguiente para mejorar nota y optar a otra especialidad. O formarse en el extranjero. MFyC no atrae lo suficiente. Creo que el hecho es grave como síntoma guía de un mal mucho más extendido.

En primer lugar es preciso poner el problema en su contexto: Atención Primaria es una opción menos elegida que otras en muchas partes del mundo. Es planteable si, dada la importancia de Atención Primaria para la Salud Comunitaria, la problemática de este nivel de atención o especialidad está siquiera ínfimamente representada en los estudios de pregrado. Por otra parte, en muchos países optar por Atención Primaria es conformarse con menos ingresos.

Ignoro hasta que punto las dos consideraciones anteriores tienen peso en nuestro país. Alternativamente, la clave podría estar tras una conjunción de una consideración social y unas condiciones laborales francamente mejorables.

Es un hecho conocido que la Salud de una población no guarda una relación estrecha con el funcionamiento de su Sistema Sanitario en términos generales. Por otro lado, dentro de la cuota de la Salud poblacional atribuible a la eficiencia de su Sistema Sanitario, es algo demostrado que una proporción muy importante depende de la calidad y accesibilidad de su Atención Primaria. Estos hechos son ciencia y así se estudian en las Escuelas de Salud Pública. Sin embargo, es más que probable que las autoridades (Gobierno Central y CCAA) no hayan hecho un esfuerzo suficiente para transmitir estos hechos a la población por todos los medios posibles. A menudo, la vivencia que se tiene es que causa un impacto mayor la “medicina ficción” del “último grito” en avances tecnológicos o promesas científicas que se concretarán o no. La consecuencia lógica es que la población termine considerando menos de lo que debe al sector de la medicina pública más próximo y que le proporciona un mayor beneficio.

En segundo lugar, y pese a la importancia de Atención Primaria en la Salud Comunitaria, sus condiciones de trabajo vienen siendo cuestionables. Los estándares de población asignada por profesional rara vez se cumplen. En cualquier caso, el cumplimiento es muy heterogéneo de una Comunidad Autónoma a otra y de un entorno al otro, evidenciando la diferente disponibilidad presupuestaria que hay para esto. La consecuencia es la inmediata: la tendencia a la masificación. Variable, como casi todo, pero problema constante y rocoso en nuestro país. Sobre esta nota dominante inciden otros factores que han empeorado el clima de trabajo. En este sentido, no podemos decir que la agresión a profesionales sanitarios sea algo nuevo. Sin embargo, sí es alarmante el hecho de que se trata de algo que ha adquirido un alarmante crescendo ligado a muchos factores que exceden el alcance de este post. Este fenómeno se evidencia sobre todo en Urgencias y Atención Primaria. Otro elemento a destacar, de aparición más reciente: la informatización. En un entorno de trabajo limitado en el tiempo, las necesidades de la informática han venido a menoscabar el acto clínico, de una forma u otra. Todo ello se agrava por sistemas de soporte que son muy del gusto de la administración, pero muy criticados por pacientes y médicos – el sistema se cae, ocasiona colas o esperas… ¿Quién no ha oído hablar del famoso DIRAYA en Andalucía? -. En fin, el estrés informático como elemento novedoso. Y con el nuevo entorno de trabajo, el nuevo sistema de organización: la gestión sanitaria. Puede decirse de ésta lo mismo que de la informatización: que sobre el papel parece buena y necesaria, pero que si se aplica con cierto nerviosismo por cargos intermedios o directivos cortitos en habilidades de RRHH contribuye a la generación de un ambiente enrarecido, a una reiteración del “tú verás cómo”, “tú te las apañas”, “no colaboras lo suficiente” y otras frases que adoban la “medicina basada en la desconfianza” o la “medicina basada en el cabreo”… ¿Qué exagero? Pregunten. Pero garantizando el anonimato, por favor. Porque miedohay tela. Me lo cuentan hasta los pacientes: “¿Por qué mi médico tiene tanto miedo?” Añada a esto la crisis. Los recortes. Sí, los recortes. En unas CCAA, los eventualesa la calle. En Andalucía, eventuales al 75% de dinero y tiempo. Y amortizando la mayor parte de las jubilaciones. El mismo trabajo o más (vuelva al principio del párrafo, donde hablaba de masificación). Pero con menos personal. Y más acojonado (vuelva dos líneas más atrás, donde hablaba de miedo y eventualidad). Pues tal que así. Sólo me queda añadir el sueldode médico de Atención Primaria. Que es el de hospital, vaya, que no hay diferencia. Pegándose todos codazos para conseguir una eventualidad al 75% del tiempo y dinero en Andalucía o lo que sea más allá de Despeñaperros. Lo que dure. Para ir tirando. Que si cualquier médico de primaria piensa que exagero, tergiverso, miento o me falta algo, abajo está el recuadro para comentarios. Muchos residentes de MFyC abandonan antes de concluir la residencia. Yo los he visto. Y otros optan por otra especialidad nada más terminarla. También los he visto en primera persona. Que digo yo que estos hechos vienen siendo ampliamente conocidos. Y que el chavalín que termina Medicina y saca su número de MIR se lo piensa dos veces antes de darle el botón para MFyC. Razones tiene, ¿No le parece?


Termino, que me está saliendo larguísimo. Primaria es demasiado importante como para dejarla agonizar. Primaria es crucial como para crucificarla día a día entre amenazas veladas, dejadeces y públicas negligencias. La primaria – y gran parte de la especializada – de este país se construyó con relativa facilidad y a bajo coste por la abundancia de mano de obra y el hecho de ser monolingües. Pero The Times They Are A-Changin’ como cantaba Bob Dylan. A la hora de proyectarse en el futuro y representarse sus cincuenta, la chavala de veinticinco se encuentra mal achuchada por su jefa, intimidada por un paciente abusón, sometida a la tiranía de la pantalla plana y mil diarias violaciones. Creo que la situación es grave y exige una actuación inmediata. Porque, de continuar el pisoteo, dentro de diez años podré titular el post más literariamente: Atención Primaria no Tiene Quien la Elija.
@frelimpio

7 thoughts on “Atención Primaria: S.O.S. Urgente

  1. jesus, medico de familia says:

    Tienes mucha razón. Mira el nº 1 del MIR, dermatología. Las cosas claras, a donde te pagan de verdad y la gente se fía de tí.
    Un compañero, hace 15 años al probar el MIR, me dijo que cogió ginecología, antes que otras que le gustaban, "porque las mujeres primero miran a la cara del ginecólogo y le preguntan, y le hablan de sus problemas, y después se preocupan de la ecografía o el análisis, no como en otras especialidades que si no les muestras la resonancia o la ultra-prueba ni te hablan".
    En AP lo mismo, pocos pacientes te hablan, te confían, te cuentan y te piden opinión, casi todos quieren un análisis, una rx o otra prueba, un especialista, una pastilla rara y cara. Si no nos valoran mucho los pacientes, ¿Qué se puede esperar de los estudiantes de medicina? Pocos pacientes (poquísimos) me han comentado que ellos-sus hijos u otro pariente quiere estudiar medicina, o lo está estudiando, y quiera ser médico de familia.
    Y nuestros jefes siempre machacándonos. Empecé a trabajar siendo "malo", y cada vez soy "peor", a juecio de los jefes. Pero, antes, los que así hablaban eran todos abogados, economistas…… Ahora son todos compañeros, que hace tiempo estaban igual de agobiados y machacados, y ahora están, desde el lado oscuro, como apretándonos la garganta igual que Darth Vader, "otro omeprazol, eres malo, otra derivación, eres un chico malo que castigaremos sin postre…., a este viejecito ni le hagas caso, que siga con daonil, a este ibuprofeno y agua del grifo….."
    Además, nos enfrentamos a un reto tremendo, la masa poblacional de 70,80…que va de urgencias en urgencias, de especialista en especialista, sumando y restando medicamentos sin parar, sin causa clara muchas veces, con popluripatología, polifarmacia, muchas veces bajos niveles socio económicos, sin enterarse (ni quererse enterar a veces), y encima después nos hacen responsables de todo su gasto y de todo el puchero de pastillas que toma…..Ahí es donde muchas veces está nuestro papel, ser el guardia que ayude al paciente a sobrevivir frente al sistema "pensado para el usuario, y con altos niveles de calidad asistencial", como dice nuestra casta política, toma del frasco carrasco.

  2. Anónimo says:

    De acuerdo en todo. El sistema sanitario claudica, hace aguas y se tambalea. Quizas no ha caido ya, por la inercia y porque un porcentaje importante de profesionales, a pesar del maltrato institucional continua sacando el trabajo a adelante. Y no puedo culpar a los politicos, no podria tomar esas medidas sin las herramientas adecuadas. Directores de Gestion Clinica, Unidades cuya unica utilidad es el nombramiento del amigo que consume un recurso no productivo. Donde estan lo lideres medicos, profesionales libres y apoliticos? Simplemente no existen …o los han eliminados…o los han comprado (cargos en hospitales, servicios centrales, universidad, consorcios, plataformas, fundaciones etc). Ya he oido los resultados de las elecciones…el futuro es negro. Solo nos queda sobrevivir sin excesivo daño. ..porque es evidente que estamos muy " tocados"

  3. Federico Relimpio says:

    Buenos días. Son malos tiempos, no cabe la menor duda. Pero me pregunto cuándo los ha habido mejores. Hace casi dos años hice cuatro post seguidos en los que me permití hacer un análisis subjetivo y pasional de los últimos cuarenta años de la profesión. El último se llamaba "No Future". Adjunto el enlace: http://tontosantajusta.blogspot.com.es/2012/07/cuarenta-anos-de-rabia-iv-y-fin-no.html Amigos míos de tertulia – pero discrepantes en muchas cosas -, que hace meses se devanaban en la necesidad de sostener el sistema, admiten hoy el riesgo de quiebra. "No Future". Las jubilaciones se amortizan y la juventud se va – mejor dicho, se tiene que ir -. Las compañías de seguro tipo Adeslas van edificando sus grandes hospitales y centros. Es todo un dato. Caminamos hacia un gran cambio sanitario, calladamente, con el PSOE o con el PP, sin el menor debate, con sordina. Hechos consumados. "No Future". El retroceso del SNS hasta lo ridículo será la quiebra de la socialdemocracia. Mientras tanto, la gente trivializa con el fútbol o las modas, con mil y un pamplinas. Leyendo una prensa que desinforma y enfoca en un lugar distante del problema. Para tenernos bien distraídos.

  4. Anónimo says:

    Buenos dias Federico…hoy dia de votaciones y meditaba que hacer cuando hen leido tu entrada, era una muerte anunciada no crees? Como esta anunciada el resto de la muerte de otras especialidades, sino mira las elegidas en esta convocatoria, especialidades antes muy demandadas han estado hasta numeros muy altos, recuerdo que la primera vez que me presente al MIR fuero 1350 plazas y nos presentamos 25000 aspir antes. Federico la estructura sanitaria incluida la formacion esta destruida, destruida desde dentro, nos han machacado laboralmente, pero lo que es peor nos han mahacado mentalmente, nos han quitado amor propio, no se puende tener al 75%, nos han quitado autoestima, si te quejas no se renueva el contrato, y nos han dejado con un nivel moral y etico muy precario, porque somos medicos y no heroes, que es lo que hoy se necesita, alguien que nos cohesione nos vuelva a abrir los ojos, que nos ayude a luchar contra esa plaga de "companeros" que estan medrando y beneficiandose del desmantelamiento de la sanidad en andalucia. Bueno continuare medirando el voto…a ver si encuentro a quie votar que nos ayude…aunque lo dudo. Un saludo

  5. Federico Relimpio says:

    No te falta razón. He dedicado este post a AP por los motivos que describo en su arranque. He hecho otros varios a lo largo de la historia de este blog subrayando los puntos de vista que tú describes. El ciudadano español va a llorar. Llorará como una magdalena porque está trivializando. Se acostumbró a que nunca le faltaría un chaval con ilusiones y tres repasos al Harrison. Que le podrían hacer la mil y una marranadas que siempre lo tendría ahí. Como que las casas no bajaban de precio. Eran verdades como piedras. Pues las casas han bajado, vaya si lo han hecho. Y el chaval o la chavala puede que decidan que en cualquier parte pagan más o te tratan mejor. No somos, no hemos sido capaces de organizar ninguna huelga. Nos hemos dejado arrinconar hasta lo indecible. Pero ahora nuestras carnes no son ejemplo para nadie. Buen título para un post: "Aquí yace la medicina pública". Gracias por la contestación.

  6. Anónimo says:

    Son malos tiempos, Federico. Para primaria y para los demás. Que la situación de primaria es mala, sí. Indudablemente. Y francamente preocupante. Pero en el resto de especialidades no es que se viva precisamente bien. Al acabar, o el paro, o la privada (Que no es ninguna bicoca) o largarse a ultramar. Salvo que te toque la lotería (O haya padrino de por medio) y te quedes en un servicio de interino (Cosa harto improbable) porque se hayan jubilado cinco y no haya más remedio que hacer un contrato al 33% para salvar los muebles. El maltrato institucional y por parte del usuario no ayuda precisamente, y la situación va a peor. Dentro de diez años, tu post no dirá "Atención Primaria no Tiene Quien la Elija"; dirá: "Aquí yace la Medicina Pública", esquelética por comerse a sí misma, cual ouroboros. Atentos a la "generación perdida de médicos".

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde