Lo inmediato: empezar el año con un cambio político. Un cambio sustancial, producto de la decisión libre y soberana de los andaluces. A continuación, rascamos bajo la superficie: el cambio como resultado de una baja participación en el proceso electoral. Triste, la conclusión: el cambio será más la consecuencia de la desilusión, que de la ilusión por un proyecto político nuevo. En este punto, es preciso subrayar que este sentimiento de desilusión – unido a…