fbpx

Vídeos del Estado Islámico: Crueldad, Horror y Algunas Dudas

Yo, como usted, estoy de lo más horrorizado con la deriva que están tomando las cosas con el Islam radical. Y como usted, he intentando comprender: he echado mano de algunos libros y artículos de Historia. La emergencia de Israel, el abandono de Francia e Inglaterra de los países de predominio musulmán, la sustitución por los Estados Unidos y los errores, los inmensos errores de todos. El mundo árabe, entre los intentos de transformación y la tradición acendrada. Dictadura y democracia. Laicismo e islamismo. Con petróleo o sin él.  Con guerra o con terrorismo. En el desierto o en el corazón de París. Y corrupción, mucha corrupción. Llamado a ser el gran tema del siglo XXI. Al menos, de su primera mitad.

Pero estos son lugares comunes, una mera introducción. Yo digo que algo no me encaja. Que no nos encaja a muchos. ¿Ha visto usted los vídeos propagandísticos del Estado Islámico? Sorprenden. Qué perfección, qué maestría. Desde el principio. Serán todo lo extremistas que queramos, pero dominan los audiovisuales. Cámaras. Montajes. Música. Verdaderos profesionales. Como traídos de Hollywood, oiga. ¿De dónde han sacado toda esta parafernalia, en medio del desierto, subidos a un furgoneta pegando tiros? Ni Sadam lo tenía, ni los ayatollahs tampoco. Ni a los saudíes se les ve. Y medios tienen más. Verdaderos estados. Y con mucho más petróleo.

Pero voy a más. Vamos a la técnica del horror. ¿La han visto? Pues véanla. Les pongo un ejemplo reciente, arriba. El vídeo que han subido de dos espías rusos que han cogido. Los interrogan y un niño soldado los ejecuta de varios tiros. ¿Qué sorprende?

En este, como en otros vídeos, las víctimas están de lo más tranquilas. He visto vídeos antiguos, de verdaderas ejecuciones, y la cuestión es bastante diferente. Segundo, para cualquiera que tenga un mínimo conocimiento: un tiro – y máxime si son varios – NO es algo limpio. Hay sangre, mucha sangre. Y aquí no se ve. Ni en otros vídeos previos. Saquen sus propias conclusiones.

Las mías no son conclusiones. Son dudas. Es dudoso que esas ejecuciones sean reales. Y si no lo son, me alegro. Aunque ello no quita un ápice de barbarie a lo que está desarrollando el Estado Islámico, según otros testimonios.

Creo que los que montan estos vídeos tienen la intención de horrorizarnos y atemorizarnos, de ello no me cabe la menor duda. Lo que no sé es qué pretenden con esta dosis calculada de ficción (¿Lo es?) cinematográfica del horror servida en redes para su propagación viral. Creo que el debate está servido.

@frelimpio

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde