fbpx

Verano del 36: No Olvidar


Disculpen si ofendo a alguien o contradigo alguna versión oficial. La recuperación de la memoria histórica en la provincia de Sevilla no es recuperar calaveras o entregar huesos a doloridos familiares – que también -. No es hacer homenajes anuales a un “padre de la patria andaluza” que los habría corrido a gorrazos de verlos ahí, ociosos en el Parlamento de Ändalucía, atrincherados en un régimen clientelar, mientras su tierra se hunde en el abandono – por sus propios dirigentes – y en la desesperanza crónica. Que la memoria histórica se pone ROJA DE VERGÜENZA mientras el asesino chulesco y alcohólico que fue Gonzalo Queipo de Llano tiene un panteón de honor – Basílica de la Macarena – en el mismo barrio que llenó de viudas y huérfanos en el 36. Y que esos huérfanos y sus hijos se dediquen año tras año a decir “¡Guapa, guapa!” a la Virgen, sin que una sola voz de indignación pida a quien sea que esos restos bañados en sangre y plomo se entreguen discretamente a su familia… Está claro que, habida cuenta que en política y en mentalidad viene lo que viene, me tendré que conformar con que el personaje esté correctamente perfilado y juzgado “ante Dios y ante la Historia”. Hasta que nadie en Sevilla recuerde lo que hizo y las hermandades de la Macarena y San Gonzalo – que así se llama esta última en su honor – consigan que se le dedique calle principal en Sevilla. Para los restos.

Sígueme si quieres en twitter: @frelimpio

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde