fbpx

Una Revolución Cultural para Susana

Hola Susana;

¿Qué tal lo de Jaén? ¿Contenta? ¡Me alegro!

Mira, hoy te escribo para darte un buen consejo. Porque, en el fondo, te quiero bien, mujer, no te vayas a creer. Así que te animo a seguir leyendo.

No sé si te das cuenta de que tienes un problema sanitario grave en Andalucía. Entre otros muchos problemas. El sanitario en general, y el hospitalario en particular. Y que Jesús Candel, Spiriman  – perdona por el retortijón de tripas -, no es un loco iluminado. Que, de una ciudad de 250.000 almas – hablo de memoria  -, no se consigue ese poder de convocatoria, una y otra vez, si no hay poderosas razones, Susana. Que sí, lo que tú quieras, sus payasadas y sus salidas de tono, que ya lo sé, lo que tú digas; pero no pienses en él, piensa en toda la gente que tiene detrás, una y otra vez. ¿Qué les da, qué les vende que ahí los tiene? ¿Es acaso el flautista de Hamelín?

No, Susana, plantéatelo: tienes mala gente alrededor, aduladora, que no te tienen al corriente de lo que pasa. Y lo que pasa es Granada. Y Huelva. Y Málaga. Y toda Andalucía, la verdad. Pero hace ya tiempo que la prensa dice esto y lo otro, según y cómo. Dice lo que quieren que pensemos, no lo que verdaderamente pasa. Pero eso es otro cantar.

Pero yo te voy a dar una solución, mujer, de un ejemplo histórico. Se me ocurrió de una peli de uno de mis directores de culto, Costa-Gavras. La peli es “El Capital”, y la verdad es que es más bien flojucha. Te adentra en las puñalás traperas del mundo de la banca internacional (¿Te suena?). En una de estas, el prota – un malévolo superdirectivo – toma el ejemplo de Mao – fíjate el cinismo -: agitar el fervor del trabajador de base contra los cuadros intermedios. Aniquilados estos, no hay obstáculos para un gran ERE.

Pero tú no vas a hacer un gran ERE. Pero sí te digo lo de Mao, que en Historia estás flojita. Podrías acercarte a ver a Griñán, que hace tiempo que no lo ves. Él te lo agradecería, mujer – pasa una mala racha -, y así le agradeces tú a él que hoy eres quien eres. Porque, además, él lo de Mao se lo sabe perfectamente. Y de Costa-Gavras, lo que te dé la gana.

Mao embarcó a todo el país en un proyecto fallido de industrialización llamado “El Gran Salto Adelante”, y mató a millones de hambre. Cabreo general, sobre todo entre los cuadros del partido, y se pensó en la posibilidad de hacerle la cama. Advertido el tipo, organizó la “Revolución Cultural”: que lo del “Gran Salto Adelante” era obra de los cuadros intermedios del partido, que se habían aburguesado, desnaturalizando la Revolución. Gran purga, y vuelta a los orígenes, bajo el líder supremo. Mao, por supuesto.

A ver, Susana, que te lo doy masticaíto: como describo en mi novela KOL Líder de Opinión, hace unos años el SAS se mete en una profunda revolución sanitaria llamada Unidades de Gestión Clínica y luego, el más allá, las fusiones hospitalarias. Ello tiene profundas repercusiones sobre los profesionales y la población, como se ve en estos días. Perdido el miedo a las represalias, cada vez más profesionales denuncian abiertamente un sistema autoritario que obliga a lo inenarrable y al silencio. Todo ello cuando anuncias tu candidatura a la Secretaría General del PSOE y, por tanto, a la Presidencia del Gobierno de España, en unas futuras elecciones generales.

Solución: una Revolución Cultural en la Sanidad Pública Andaluza. Los mandos intermedios – la “mesocracia” – abusaron de la confianza que el Partido y el gobierno andaluz depositó en ellos y se cometieron excesos. Una purga, algunas concesiones y caras nuevas. Agitar a las bases con las banderitas y el “libro rojo” de Susana – que te lo escribe cualquier becario -. Esta es una tierra de izquierdas, Susana.

A ver… ¿Dónde está esa artista con su bata de cola?

@frelimpio

1 thought on “Una Revolución Cultural para Susana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde