fbpx

Una buena chica, de buena familia

¿Reconoce usted a la muchacha de la foto? ¿A que le suena de algo? Venga, venga… No se me haga la interesante… Salga del novelón y reconozca que ve la tele, como todo Cristo en este país, aunque nadie lo quiera reconocer.

Bueno, pues hoy toca romper una lanza por ella. ¿Se sorprende usted? Como lo lee. Siga usted leyendo y le diré por qué.

En los últimos días, no hay criatura en este país que no la haya puesto a caldo. Y yo el primero. Y razones ha dado todas las del mundo: “No sé”. “No me consta”. “Yo confiaba en mi marido”… ¿Les suena? ¿A que sí?

Es que somos tela de mal pensados, vamos a reconocerlo. Nos hemos creído todos que se trataba de una mujer malvada, artera y maniobrera, que ha llevado su declaración medida en sus síes y en sus noes para producir y producirse el mínimo daño. 

Y yo me he quedado pensando unos días y me he dicho: “Federico, ves demasiadas películas… Con esa carita de ángel, ¿Va a ser tan mala la criatura?” Así que me he puesto a bucear en hemerotecas a sacar cosas de la familia. A ver si nos enteramos de cómo comenzó el culebrón.

Así que volvamos al 22 de julio del 69, ante las cortes franquistas, donde… ¿Qué se creen que soltó el padre de la niña? Pues algo que ahora probablemente se pensaría dos veces:

“…RECIBO DE SU EXCELENCIA EL JEFE DEL ESTADO Y GENERALISIMO FRANCO, LA LEGITIMIDAD POLÍTICA SURGIDA EL 18 DE JULIO DE 1936…”

Claro que cualquiera tiene un mal día y todas las celebridades tienen pecadillos que ocultar. De alguna manera tenía que nombrarlo a uno Franco sucesor a título de Rey. Pero el dictador se muere y el buen señor se reafirma para tomar posesión (no fuera a ser que se le rebrincara alguien y dijera “no vale, tío”) :

“JURO POR DIOS Y SOBRE LOS SANTOS EVANGELIOS CUMPLIR Y HACER CUMPLIR LAS LEYES FUNDAMENTALES DEL REINO Y GUARDAR LEALTAD A LOS PRINCIPIOS QUE INFORMAN EL MOVIMIENTO NACIONAL.”

O sea, verde y en botella. Vale, vale; ya sé lo que está pensando más de uno. Vamos a sacar frases históricas y decimos que “Paris (Madrid) bien vale una misa” o “Gato negro, gato blanco; qué más da si caza ratones”. O sopesarlo con su actitud y trayectoria una vez muerto Franco, hasta la terrible madrugada del 23-F. Lo que ustedes quieran. 

Visto lo visto estos días en el juzgado de Palma… ¿Se ha planteado usted qué ensaladas mentales se han aliñado en La Zarzuela estas décadas atrás sin que usted y yo nos enteráramos de nada? ¿Comerían gazpacho en Marivent, o lo considerarían una ordinariez? ¿Se metería la infantita el dedito en la nariz para aliviarse los mocos? ¿Y quién le reñiría: papá, mamá o una propia siempre a mano? ¿Y en qué idioma? Porque usted y yo lo hemos pagado todo – y cómo – pero sólo sabemos lo que nos han dejado saber.


Estos días atrás, rebuscando en el desván de la Historia, de lo visto y oído en el juzgado de Palma, encuentro una referencia que se hila perfectamente con los juramentos de su papá. Tiren ahora de los manuales de Falange, de la Sección Femenina. El ideal de mujer de la España de Franco. Encontrará usted cosas que, vistas hoy, parecen curiosidades de otro planeta: Ten preparada una bebida fría o caliente para él” o Recuerda que es el amo de la casa”. No se escandalicen; estas cosas eran el pan nuestro de cada día ayer mismo por la mañana. Demasiado normales que somos, ¿No les parece?

Pues rebuscando en ese baúl te encuentras, de sopetón: No le pidas explicaciones acerca de sus acciones o cuestiones su juicio o integridad”. Ahí lo tienen. Y, a la luz de todo ello, se le ocurre a uno que la Infanta no miente; que sólo obedece. Que es fiel al modo en que la han educado. A lo que juraron sus mayores, aunque por lo bajini luego tuvieran que comulgar con ruedas de molino para seguir viviendo a cuerpo de Rey, y nunca mejor dicho. Así que tengamos un poco de piedad con la pobre mujer. Que no es abyecta ni mentirosa. Es solo una buena chica que hace lo que tiene que hacer una buena hija y esposa. Obedecer y confiar en su esposo. Cerrar los ojos, dejarse llevar y firmar donde le digan. Y sin hacer preguntas.

Una chica buena y bien educada. Y de buena familia. ¡Y tan buena! ¿Conoce usted una mejor en todo el Reino?

1 thought on “Una buena chica, de buena familia

  1. Anónimo says:

    Familia… Ni la de Don Vito Corleone, vamos. Mi mujer también es "de buena familia"… Y SABE MEJOR QUE YO LOS TEJEMANEJES DEL BANCO.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde