fbpx

Un 26J de Película

25J, a pensar el voto. Muchos lo tendrán claro-clarísimo. Pero incluso a estos les debe caber un segundo de duda. A mí me caben más, muchos más: las más de las veces no voté, y cuando lo hice, fui a rastras, barajando esta papeleta con la otra, ser o no ser, Hamlet con la calavera. Y maldiciendo la papeleta depositada, la más de las veces. Pero mejor eso que la otra opción: no urnas, no papeletas y esto es lo que hay. Así que a pensar un poco. Y no se me vayan, porfa, que lo que quiero es darle unas cuantas sugerencias de pelis para el que se quede en kela el 25J, que el que se vaya de birras o de barbacoa ya tiene plan, y a lo peor ni vota.

En primer lugar, para los amantes del cine clásico, de todos los tiempos:

“OCTUBRE”, de Eisenstein

Es lo suyo, para el 25J. Las masas asaltan el Palacio de Invierno en San Petersburgo. Ideal: esos ministros zaristas, en palacio, cercados por el “Aurora”. Imposible evitar la comparación con el indolente Rajoy, cercado por el pueblo en La Moncloa. Lo de “Aurora” viene al pelo.

Para los melómanos:

“EL CONCIERTO”, de Radu Mihăileanu

Bueno, parecía imposible. Tan imposible, que todo un preboste del KGB encierra al director del Bolshoi y se confiesa – “¡Dios existe!”-, al oír a su orquesta interpretando el concierto para violín y orquesta de Tchaikovsky. Lo mejor, sin duda: la violinista judía en el gulag, bajo la nieve, rapada, haciendo los acordes de un concierto que no pudo ser, que se llevó a la tumba, interpretado una y otra vez, pero sólo en su cabeza. Enemiga del pueblo. Como su marido. No se la pierdan.

Para los desmemoriados:

“LA VIDA DE LOS OTROS”, de Florian Henckel von Donnersmarck

Le están escuchando. Nos están escuchando. Toman nota de todo. Es un estado perfecto con verdades perfectas. Simplemente “lo correcto”. Y “lo correcto” es incompatible con la incorrección o la desviación. Un mundo que permite indagar cada aspecto de “La Vida de los Otros”, y cuestionar – o hacer desaparecer – la privacidad o la intimidad. En muchos aspectos, está ahí bajo las inseguridades de internet. Pero imaginen su poder si, con las herramientas de las nuevas tecnologías, se nos adviniera un régimen de cosas que rechazara el pluralismo – aunque fuera solapada e insidiosamente -, en favor del culto a verdades supremas.
*** 

Que uno sigue sin saber qué votar. Ahí estoy, con mis dudas. Pero insisto en algunas cosas que considero más asentadas: que esto del parlamentarismo y las libertades es de ayer por la mañana – al menos aquí – y, sin embargo, se trata de cuestiones básicas, un sine qua non. Y quiero escuchar alto y claro de todas las opciones en liza su respeto absoluto por las libertades, hoy y mañana, y el cuidado exquisito que se tendrá para tratar estas cuestiones. Porque muchas de nuestras libertades han sido ya varapaleadas, de un modo u otro, y bien haríamos en aplicarnos en este aspecto.

No quiero ni imaginar un día de mañana susurrando en mi dormitorio, o bajando a la calle para hablar de según qué cosas, no vaya a ser que tenga micrófonos, como en “La Vida de los Otros”. O que tenga que cancelar este blog y mis cuentas en redes sociales, donde ahora constan nombre, apellidos y retrato. Que se me considere enemigo del pueblo, o de la nación, o de la raza o de lo que sea por decir esto o lo otro. 

No sé, pero creo que una buena reflexión para el 25J es que el fin no justifica los medios – dictatura de los mercados, del proletariado o de la medicina basada en la evidencia -. Manido pero no obvio. Y les sugiero tres pelis, pero hay muchas otras. Voten en libertad.

@frelimpio

 

17 thoughts on “Un 26J de Película

  1. Anónimo says:

    Ese letargo viene de lejos y no se presiente que nada nos desvele, ni siquiera esta dura crisis que ha hecho tabula rasa con lo conseguido por quienes generosamente lo lucharon por nosotros.

    – La paz, hijo mío, es don del cielo, como han dicho muy bien poetas y oradores, cuando significa el reposo de un pueblo que supo robustecer y afianzar su existencia fisiológica y moral, completándola con todos los vínculos y relaciones del vivir colectivo. Pero la paz es un mal si representa la pereza de una raza y su incapacidad para dar practica solución a los fundamentales empeños del comer y del pensar. Los tiempos bobos que te anuncié has de verlos desarrollarse en años y lustros de atonía, de lenta parálisis, que os llevara a la consunción y a la muerte.
    »Los políticos se constituirán en casta, dividiéndose, hipócritas, en dos bandos igualmente dinásticos e igualmente estériles, sin otro móvil que tejer y destejer la jerga de sus provechos particulares en el telar burocrático. No harán nada fecundo; no crearan una Nación; no remediaran la esterilidad de las estepas castellanas y extremeñas; no suavizaran el malestar de las clases proletarias. Fomentaran la artillería antes que las escuelas, las pompas regias antes que las vías comerciales y los menesteres de la grande y pequeña industria. Y. por ultimo, hijo mío, veras, si vives, que acabaran por poner la enseñanza, la riqueza, el poder civil y hasta la independencia nacional, en manos de lo que llamáis vuestra Santa Madre Iglesia.
    »Alarmante es la palabra revolución. Pero, si no inventáis otra menos aterradora, no tendréis mas remedio que usarla los que no queráis morir de la honda caquexia que invade el cansado cuerpo de tu nación. Declaraos revolucionarios, díscolos, si os parece mejor esta palabra; contumaces en la rebeldía. En la situación a que llegareis andando los años, el ideal revolucionario, la actitud indómita si queréis, constituirán el único síntoma de vida. Siga el lenguaje de los bobos llamando paz a lo que en realidad es consunción y acabamiento…
    Sed constantes en la protesta, sed viriles, románticos, y mientras no venzáis a la muerte, no os ocupéis de Mariclio… Yo, que ya me siento demasiado clásica, me aburro…, me duermo… »

  2. Federico Relimpio says:

    Sólo hay un modo de abandonar la protección ciega de lo mío. Lo señaló Ortega, cuando comentaba lo de "un proyecto sugestivo de vida en común". Eso marca las épocas y los hombres – o las mujeres -. Y eso falta: ideas que nos saquen del letargo, y hombres capaces de proponerlas. Mujeres capaces de hablar claro, y defenderlas con teson. De repente, la lluvia…

  3. Anónimo says:

    Efectivamente…nada nuevo bajo el sol…proteger lo mio.
    Lo particular frente a la visión de conjunto, lo individual frente al bien general, el aquí y el ahora más que el mañana y el futuro.

    Esto está bien para el que la tormenta le pilló a cubierto, pero al que cogió desnudo…

    Me recuerda siempre un buen amigo el pasaje del Lazarillo que comía las uvas de tres en tres junto al ciego, cuando éste reflexiona y le dice:
    "Lázaro, engañado me has. Juraré yo a Dios que has comido las uvas de tres a tres.

    -No comí -dije yo-; mas, ¿por qué sospecháis eso?

    Respondió el sagacísimo ciego

    -¿Sabes en qué veo que las comiste de tres a tres?

    -En que comía yo dos a dos y callabas.

    Nada nuevo bajo el sol siglos después. Cada uno a sus uvas y su interés. Pero no disfracemos nuestra verdad, y asumamos nuestro idiosincrasia.

  4. Federico Relimpio says:

    Gracias por el comentario. No es precisa la disculpa, porque ya estoy en activo. En primer lugar, no hay nada malo en el voto cauto, resignado y desconfiado. En primer lugar, porque casi siempre fue así – nihil novum sub solem – , y máxime con la solidez de las propuestas que vemos cada día. Proteger lo mío, por favor, a falta de otras expectativas. En segundo lugar, y por ir a lo concreto, coincido con otros articulistas españoles que el inpasse tiene mucho que ver con un PSOE débil pero central, nuclear, cortito de ideas para lo que debería ser, medroso de perder su papel protagonista, angustiado ante los ejemplos del PSI o peor, del PASOK. Una jaula de grillos en la que la estructura federal permite varias voces disonantes, liderazgos y antiliderazgos. En fin, un galimatías. Veremos, como le gusta decir a Iñaki Gabilondo. Pero que lo veamos pronto.

  5. Anónimo says:

    Casi dos meses después y pidiendo disculpas por adelantado por perturbar las sagradas y bien merecidas vacaciones, me viene a la mente el voto cauto, resignado y desconfiado.

    Y pienso en como están usando ese voto cauto, resignado y desconfiado. La primera imagen me lleva a un Rajoy infantil, haciendo con un voto un avión de papel y escondido tras unas ramas, intentando hacerlo aterrizar en un ojo de Sánchez. Fuera de esa graciosa imagen, el decorado es mucho más gris y cada vez se muestra más deteriorado, como si estuviera expuesto a la climatología más adversa.

    Porque ellos están en lo suyo y así seguirán. Su interés no es el mismo del ciudadano que vive en el decorado gris.

    "los partidos que pueden formar gobierno no están pensando en las demandas de la ciudadanía o en las políticas públicas a aplicar. Están buscando, principalmente, el interés del partido y, en el caso de esos dos partidos, el interés de partido hoy no está alineado con las demandas de la ciudadanía, de su electorado o con el beneficio colectivo. Si asumimos que la ciudadanía demanda un gobierno cuanto antes que dé solución, vía políticas, a los problemas existentes, que el interés de los partidos y el interés de la ciudadania no estén alineados solo se puede explicar si estos partidos piensan que: 1) Es imposible solucionar los problemas económicos, pues se deciden en Europa; 2) Es complejo e indeseable gobernar ahora, con el recrudecimiento de la crisis económica y sin mayorías suficientes para imponer tu acción de gobierno; 3) Se les debe un apoyo gratuito, pues son los legítimos propietarios del poder en España; 4) Pactar con los partidos nuevos supondría legitimarles y consolidarles; 5) El riesgo fundamental es perder el papel hegemónico en un sistema de partidos bipartidista; y 6) Las expectativas, en caso de repetición de elecciones, posiblemente les favorezcan"

    Ignacio Paredero…sociólogo…para Infolibre.

    Sin odio y sin nada.

  6. Federico Relimpio says:

    No hay nadie equivocado o en lugar erróneo. Simplemente con unas expectativas fuera de proporción con lo que ofrece la realidad. Si te vale, prefiero un voto cauto, resignado casi, si quieres desconfiado, pero nunca el del odio, como se ve en naciones con desarrollos democráticos más prolongados.

  7. Federico Relimpio says:

    No hay nadie equivocado o en lugar erróneo. Simplemente con unas expectativas fuera de proporción con lo que ofrece la realidad. Si te vale, prefiero un voto cauto, resignado casi, si quieres desconfiado, pero nunca el del odio, como se ve en naciones con desarrollos democráticos más prolongados.

  8. Anónima says:

    No, no culpo. Intento asumir. Quizá sea yo y otros muchos los que estamos en el sitio equivocado o en un tiempo que no es el nuestro. Culpar no cambia nada, sólo desplaza la responsabilidad. Asumir conlleva una reflexión y una aceptación de una realidad que es la que es. Aunque me pese.

    "Aquí seguirá Andalucía, siempre en su entierro o boda o espera de niña hermosa como una ciega hermosa. No estoy pensando hoy en los políticos, que juntan hojarasca o soplan ceniza o dibujan peces moviéndose con sus formas y colores de puñales penetrando en un fondo de naufragios y gemas. No. Estoy pensando en la gente, en los andaluces, que mojan su mano en sal, que secan su garganta en vino, que piden con los ojos y callan con la boca, que paran un momento para mirar y respirar el cielo y vuelven a ese trabajo de hacer todo eso de nuevo, como el que excava un mar imposible, infinito, teológico. Los políticos, después de todo, sólo son lo que somos. No nos han inventado ellos. Los hemos inventado nosotros dejándonos, olvidándonos, negándonos, gustándonos, rindiéndonos, llorándonos, riéndonos".

    Luis Miguel Fuentes (El Mundo)

  9. Federico Relimpio says:

    No culpes a tu vecino; entiendelo. Ha pasado mucho tiempo desde el 33, y muchos se devanan los sesos para entrar en los sesos de todo aquel que votó a Hitler. Las Historia fabrica liderazgos extraños y luego, mira a otra parte. El sovietismo murió entre los muros del gulag, y la socialdemocracia con Olof Palme. Un nuevo cielo protector será supranacional, o perecera bajo las multinacionales.

  10. Anónima says:

    Perplejidad es lo que me queda tras estos resultados y una sensación de abatimiento y pesimismo. Durante mucho tiempo puse el acento de nuestros problemas en nuestros políticos y en estos momentos comienzo a sospechar que el acento está sobre el electorado…y esto si que me preocupa. Porque al político se puede elegir…pero al ciudadano lo tienes que asumir.

  11. Anónima says:

    Perplejidad es lo que me queda tras estos resultados y una sensación de abatimiento y pesimismo. Durante mucho tiempo puse el acento de nuestros problemas en nuestros políticos y en estos momentos comienzo a sospechar que el acento está sobre el electorado…y esto si que me preocupa. Porque al político se puede elegir…pero al ciudadano lo tienes que asumir.

  12. Federico Relimpio says:

    Desde que me puse a esto nunca interpuse moderación previa ni eliminé nada, como puede ver. Libertad para hablar de lo que sea – así entiendo yo las cosas -. Contruyendo el discurso del respeto y el contraste de ideas. Pablo dice que se quiere parecer a Allende, y sigue asustando. Allende entro en el mito, por el golpe salvaje y asesino de Pinochet. Quedo hermoso, su último mensaje: "Más temprano que tarde…" Pero nos ocultó las frías verdades de su nefasta gestión económica, el colapso de 1973 – que no justifica un golpe ni los crímenes de los milicos -. No sé que quieres hacer Pablo con la disciplina europea, si puede hacer algo. Si el margen de actuación es estrecho, imagíneses el margen de voto. Y gracias por estar ahí.

  13. Anónima says:

    Es cierto que son comentarios y circunstancias que pueden poner en alerta y despertar suspicacias. En otros son evidencias palpables y sufridas aunque el discurso sea amable. Como dicen ellos, podremos comprobar si hierven los lagos después de tocar poder. Tenemos alrededor una arquitectura que si bien en algunas ocasiones nos asfixia también nos sirve a modo de protección para que no podamos salirnos de la senda marcada. El margen de actuación es estrecho…pero la declinación de este margen a un lado u otro es vital para intentar equilibrar la desigualdad en los de abajo, los que quedaron en las bodegas.

    Nunca borre un comentario. Hágale frente y combata con argumentos por duro que sea. Gracias por su acogida.

  14. Anónima says:

    Es cierto que son comentarios y circunstancias que pueden poner en alerta y despertar suspicacias. En otros son evidencias palpables y sufridas aunque el discurso sea amable. Como dicen ellos, podremos comprobar si hierven los lagos después de tocar poder. Tenemos alrededor una arquitectura que si bien en algunas ocasiones nos asfixia también nos sirve a modo de protección para que no podamos salirnos de la senda marcada. El margen de actuación es estrecho…pero la declinación de este margen a un lado u otro es vital para intentar equilibrar la desigualdad en los de abajo, los que quedaron en las bodegas.

    Nunca borre un comentario. Hágale frente y combata con argumentos por duro que sea. Gracias por su acogida.

  15. Federico Relimpio says:

    Opinión: mucho de lo que dice Wyoming suscribo. De veras, no es cinismo. Y ahora entenderá el sentido del post. Primero: Pablo Iglesias me puso nervioso en varios momentos. Primero, con lo de "asaltar los cielos". Figura retórica, pero que suena a Octubre, a leninismo y a revolución. Mucho que ver con su formación de base y su tradición familiar. Luego, lo del juramento o promesa debida – escribo de memoria – de fidelidad al cambio político por parte de altos cargos de la judicatura y similares. Sonaba a lo que sonaba, y ellos mismos lo retiraron. Hilaba bien con la propuesta de vicepresidencia, con amplias competencias sobre política exterior, interior, Justicia e Inteligencia (CNI). Luego lo ha querido diluir con esta declaración, o la otra. Pero en su origen, en su tradición familiar y en varias declaraciones recientes, Pablo Iglesias entronca con el leninismo, y no con la socialdemocracia. Recientemente escribí en el blog de Vicenç Navarro algo así, para reprocharle la mofa que nos hacía a los suspicaces del comunismo. La respuesta: la no respuesta, y el borrarme el comentario. Justo lo contrario que yo le hago a usted. Bienvenida a este lugar, bienvenidos sus comentarios. Y de Wyoming, tanto que compartir…

  16. Anónima says:

    Buenos días Sr Federico. Ninguna de esas películas he visto, y voy a intentar hacerlo para entender el mensaje que nos quiere transmitir y que tras leerle me sugiere precaución como poco. Algo por cierto muy recomendable.

    Me gustaría proponerle una lectura también. No sé qué tipo de medios de información lee usted, pero si sabemos los que leen las mayorías. Siempre he pensado que uno lee lo que quiere oír. Por eso hago un ejercicio de leer medios variados en sus líneas editoriales (por llamarlo finamente) y es increíble como se puede contar una misma cosa de formas tan diferentes y con tantas perspectivas.

    Hace poco le leí y hablaba de ideas. Yo no tengo ideas. No hay justicia ni equilibrio, no puedo pensar en ideas ni ideales todavía. Igual que no podría pensar en escuchar música sin haber comido o en leer un libro sin haber dormido. A cada cosa su tiempo.

    Le propongo una entrevista que mas allá del personaje refleja una visión de esta realidad que muchos compartimos.

    http://m.eldiario.es/politica/encantaria-ganara-Podemos-cara-gente_0_527397446.html

    Me gustaría saber su opinión, desde donde mira usted. Y mi interés no es otro que contemplar esta realidad de la forma más veraz posible.

    Un saludo.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde