fbpx

Susana Díaz mete la mano en la herida. Y la prensa oficial lo airea, claro.

El País-Andalucía. Hoy:


“Cuando Susana Díaz habló desde la tribuna del Parlamento el pasado miércoles del “colapso” de los servicios de urgencia no lo hacía de oídas. Estas Navidades visitó como presidenta de la Junta el área de pediatría del Hospital Virgen del Rocío. […] En ese encuentro comprobó la satisfacción de los padres por la atención sanitaria a sus hijos, pero también el malestar de unos profesionales muy desmotivados que han visto reducido su salario en un 25%. […] En las salas de espera de las urgencias del Virgen del Rocío y del hospital de San Juan de Dios en Bormujos, ambos en Sevilla, comprobó que el servicio sanitario se resiente por los recortes presupuestarios.”

La primera pregunta es por qué el malestar de los ciudadanos y de los profesionales respecto a la Sanidad Pública – que no es cosa de ahora – ha venido negándose o silenciándose por el mismo entorno mediático durante más de una década. No son los recortes – que también -, son problemas estructurales. Sin ir más lejos: ¿Por qué El País-Andalucía no se permitió la menor reseña acerca la razzia-paliza que se propinó a varios profesionales de un conocido Centro de Atención Primaria de Sevilla hace muy pocos meses? La actual consejera intervino personalmente, dada la magnitud de los acontecimientos. Pero ustedes, ni mu. Sorprende la relevancia comparativa de las noticias que se publicaron aquella semana en El País-Andalucía. Luego no se sorprendan si se les califica de voceros de un determinado régimen.

La segunda es cómo podía permitirse el exceso de propaganda oficial o parafernalia en torno al tema cuando la situación de fondo era la que era, por mucho que se negara. De lo que El País-Andalucía y especialmente el Canal Sur han tomado parte con entusiasmo. Aplíquese lo dicho al final del comentario anterior.

La tercera es cómo han podido intentar ahogar al profesional en un mundo de amenazas veladas, presiones o coacciones si hacía público su malestar o ponía de manifiesto las deficiencias y cómo han alentado pantomimas como las acreditaciones personales por la Agencia de Calidad. Claro que eso de la disciplina funciona en todas las empresas, ¿Verdad? El problema es la cuestión de conciencia: la empresa es pública y trabaja con dinero de todos y para todos los ciudadanos. No puede ser politizada hasta la última receta y ocultar verdades o maquillarlas sin crear dilemas morales.

La cuarta es cuestionar la oportunidad de que todo esto salga a relucir en el contexto de una crisis interna dentro del mismo partido político. Suena a sangrante ajuste de cuentas. Duele hasta el infinito que ustedes no puedan practicar un mínimo de transparencia en el día a día. Tienen que hacernos creer que vivimos en el prado de Heidi y sólo limpiar la sentina en público cuando tienen que cargarse a alguien. Sobre este particular, sorprende este giro brusco, inédito en el socialismo andaluz. No doy dos céntimos por la cabeza de María Jesús Montero en Economía y Hacienda. A ver si me equivoco.

Quinta y última pregunta: ¿Tendremos que esperar otro ajuste de cuentas en este PRI Andaluz para que la Presidenta de la Junta se asome por la realidad de los servicios públicos? ¿Podrá ser por fin una realidad la transparencia y la habilitación de unos cauces mínimos para la participación ciudadana?

P.D. Mucho de lo cual estaba ya escrito en K.O.L. Líder de Opinión https://www.facebook.com/KOLRelimpio, presentado en el Ateneo de Sevilla el 25 de abril pasado con la presencia de Paco Torrubia, hasta ayer mismo director gerente del Hospital Universitario Virgen del Rocío – al que he agradecido públicamente el gesto dos veces -. El o la que quiera, que se venga al Ateneo de Jerez el viernes 31 de enero a las 19:30 (Calle San Cristóbal nº8, 1ª Planta). Lo vuelvo a presentar. Con más y mejores razones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde