fbpx

Según quien lo diga…

Según quien lo diga… Y eso es lo que me duele. Que desde mayo sabemos que Zapatero no manda. Que mandan los de la Unión Europea. Que sólo así se explica el giro radical de nuestra política económica. Estuvimos a un pelo de la suspensión de pagos. Y ahorita, el mismo Financial Times, habla de ducha de realidad, alaba su labor y piensa que va a dejar un legado. A veces, el mérito estriba sólo en obedecer al tirón de orejas y no rebrincarse.

Pero que si todo eso lo digo yo, y que si remacho que es una suerte para todos que ZP esté ahí atento al dictado para hacer lo que le dicen, me mandarán raudo a la caverna, sin más. «Te contestaré cuando te centres», «A ver si echas sentido común»…  Si las mismas cosas las dice Aznar, ídem de ídem… Ya se sabe.

Pero si las dice el anciano, Jordi Pujol, con la cara del Yoda de «La Guerra de las Galaxias», apuntillando además que «no hacía falta que lo dijera Aznár», sino «que es evidente»… La cosa cambia ( http://www.abc.es/20110121/espana/abci-pujol-zapatero-201101211201.html)

¿Qué es centrarse? ¿Dónde está el sentido común? ¿Dónde está el progreso y dónde la caverna? ¿No será más lógico y racional plantear los límites de una cosa pública pagable y sostenible justamente para preservar lo elemental de sus funciones?

No sé, en esta mañana de enero, el tonto encuentra en la soledad de la caverna a la que algunos quieren condenarle un lugar estupendo para la reflexión. Para salir de ella de a la luz de nuevo con nuevas ideas.

El Tonto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde