fbpx

Se escapó el Alvarito.

Alvarito no para de moverse. Su mamá ya está nerviosa, y motivos tiene. Su primer hijo acaba de comenzar con una diabetes a los veinte, y hela aquí enterándose de los difíciles tejemanejes de una enfermedad que va a acompañar al chaval – si la ciencia no da un quiebro de aquí a unos años – toda su vida. Sí, podemos afirmar claramente que la mujer no está tranquila. En parte por lo que la trae a consulta y en parte porque el tierno rapaz que trae entre los brazos está a pique de arramblar con todos los papeles que hay sobre la mesa del consultorio cada dos minutos. Y el delgadísimo brazo de una mamá relativamente añosa – sus cuarenta y tantos – no puede con los bríos de tal potrillo.

-¿Cuántos hijos tiene usted señora? – Mi curiosidad me traiciona al fin.

-Tres… Éste es el mayor… Y aquí el más chico, que se escapó – la mujer sonríe ruborizada mientras fracasa en un nuevo intento de contener a su Alvarito mientras le estampa un besazo en la frente pelona.

Atiende ahora a mis indicaciones respecto a la diabetes del mayor, sin duda más despistado en esto de problemas de salud. Sobrepasada en su atención al benjamín y al médico, delega el primero al enfermo con todas las caricias del mundo, tras estamparle otro sonoro beso que en nada sirve para calmar el genio de un futuro explorador de la última frontera. Llega la criatura cuidadosamente a otros brazos, que lo reciben de igual tono y con similares susurros. Pero la innata inteligencia del chiquillo ha detectado que la fuerza con que se le sujeta es diferente y muda pose y resistencias; ahora opta por mirarme como si la enfermedad de su mayor fuera lo más importante del mundo.

Se escapó el Alvarito – pienso para mis adentros -, mientras sigo con mis instrucciones al atentísimo trío. Se escapó el Alvarito y a su casa viene. Y que digo yo que un pueblo que acoja a sus alvaritos escapados como esta familia que hoy atendí tiene un espléndido futuro por delante… ¿No les parece?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde