https://federicorelimpio.com/Ladridos en la NocheEscapar del ParaísoK.O.L. Líder de Opinión

Relatos en Gris Oscuro, Casi Negro

crimen
Sobre el noir, a veces me pregunto si importa más el perfil del género como tal o del de la comunidad lectora. Con lo que hago un planteamiento que aún no he visto escrito: si existe un perfil que caracteriza a los apasionados del género, sea los que escribimos, los que lo leemos, o ambos.             Fuera ingenuidades; el asunto está estudiado y analizado, y las grandes editoriales poseen datos pormenorizados al respecto. A la
burbuja
Me acabo de meter en mi burbuja particular, y me acaba de asaltar una idea: ya está bien de pensamientos negativos acerca de la profesión médica. De quejidos y lamentos. Así, no vamos a conseguir nada. Nunca. Por tanto, acabo de resolver que es ya hora de ponernos en valor y reivindicar lo que somos, lo que hacemos. Lo muchísimo que aportamos. Sin esto, nuestra autoestima estará siempre a la altura del felpudo. Donde nos
Schindler
«La Lista de Schinder» Si empiezo con «La Lista de Schindler», muchos se me van a desorientar. ¿Esto va de cine o de medicina pública, Relimpio? Y tengo que responder que de los dos, desgraciadamente, y no se trata de una hipérbole siniestra. Lo argumentaré en los párrafos que vienen, y les ruego que se queden conmigo.             Me equivoco al asumir que todos vieron en su día la magistral «Lista de Schindler». Por lo
Agenda
Puta Agenda, ahora que estoy dentro del post y no me castra el algoritmo de corrección política de las redes sociales. Puta agenda, y ustedes me disculpan por la vulgaridad. Porque podría haber escrito maldita agenda, o agenda del demonio. O agenda asquerosa, si ustedes lo permiten. El castellano es una lengua llena de acepciones y matices; me encanta. Le di mil vueltas, intentando evitar el eructo lingüístico; ustedes se merecen otro trato. Pero luego
Carmen Mola

Carmen Mola… ¡Cómo mola Carmen!

Posted by admin on  16 octubre, 2021
Category: Blog
Para un escritor, cualquier comentario acerca de un premio que no ha recibido es sospecha inmediata. Así que lo resuelvo desde el primer párrafo, y acabamos rápido: me muero de la envidia por no haber sido galardonado con el Planeta 2021. Claro que lo tenía difícil: no me había presentado. Y las razones las expondré a continuación, abusando un poco de su paciencia. Pero quédense conmigo, que merece la pena.             El Planeta. El premio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde