fbpx

Reforma de la Constitución (II)

A la fuerza, ahorcan… Una vez extinguido el convulso pataleo del moribundo en la horca que indica a las claras que todo ha concluido, nos preguntamos por qué lo hemos ahorcado y si había otra alternativa. Es lo que está pasando con la reforma constitucional. No he tenido tiempo de leer o escuchar las alternativas macroeconómicas del señor Llamazares u otros. ¿Queremos el euro o no? ¿Tenemos alternativa o no? Si queremos el euro y su estabilidad… ¿En qué medida podemos matizar la posición franco-alemana? ¿Qué alternativa tenemos para seguir medio pagando carreteras, juzgados, escuelas y hospitales? Porque veo que en esta casa bruscamente empobrecida quedan dos alternativas: recortar – y ahora analizaremos en qué y con qué tiempos – o retocar, hacer keynesianismo, profundizar el déficit y esperar enjugarlo con una deriva inflacionista posterior. Recuerdo que Keynes no pudo ver en vida la bondad de sus recetas. Desgraciadamente, fue la Segunda Guerra Mundial la que llevó al mundo a salir de la Gran Depresión. 

Enlace: http://tontosantajusta.blogspot.com/2011/08/reforma-de-la-constitucion-espanola.html

Mis cosas en twitter en https://twitter.com/#!/mentions

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde