fbpx

«Que no nos falte de ná, que no, que no…»

Recientemente cayó en mis manos una lista de entidades que presentan varias características en común (lista al final):
1)    Todas son públicas. Ello quiere decir que usted las paga con sus impuestos. Que ahora, cuando vaya a arretratarse con Hacienda, sepa que una parte de su contribución va para estas cuestiones. Y que cada vez que eche gasolina o se tome una copa, mire el IVA. Porque una parte del mismo, paga este tipo de cosas.
2)    Todas son entes de la Junta de Andalucía. Ello no quiere decir que las paguemos sólo los andaluces. Las pagamos sobre todo los andaluces. Pero también el resto de los ciudadanos del actual Estado Español (independientemente de sus aspiraciones). Y, sin saberlo, muchos ciudadanos europeos, aunque en menor medida. Pero, por otra parte, ello indica que el cocido es responsabilidad principal de un partido político que ha moldeado la Comunidad Autónoma según su proyecto político. Aunque últimamente haya precisado la ayuda de IU, copartícipe (¿beneficiaria?) de todo esto.
3)    En casi todas está la palabra “Observatorio”, ¿Se ha dado cuenta? 
4)    Cabe preguntarse cuánta gentetrabaja en cada ente y cómo demonios se consigue trabajar ahí. Que si esto es público y lo pagamos todos, dónde se convocan estos puestos y de qué manera. Y si se respetan los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad. Cómo se cubren las vacantes, vaya. Y qué publicidad les dan. Cómo accedió a su puesto la gente que ahí está.
5)    En el caso de alguna o varias de estas entidades, se puede plantear uno si la calidad de la vida pública tendría un gran retroceso si estas instituciones se suprimieran, revirtiendo el gasto en necesidades más perentorias como, por ejemplo, Sanidad, Educación, Justicia, Seguridad u Obras Públicas.
Éstas y otras entidades han alimentado en los malignos un concepto de cuño reciente llamado el “Paraestado”. Hace poco, en el Parlamento de Andalucía, atacada por la oposición ante la sospecha de una gestión dudosa sobre este asunto, Susana Díaz se defendía diciendo que si el PP proponía el desmantelamiento del INFOCA. La salida estuvo fácil, no cabe la menor duda. Probablemente, no es ése el paraestado que irrita a la mayor parte de la ciudadanía.
Soy médico del Sistema Público en dedicación exclusiva. Tengo a mis colegas interinos cobrando al 75% con la excusa de que “si no, tendríamos que echarlos”. Pero claro, “la culpa es del gobierno central y sus recortes”. No es el objeto de hoy entrar en los recortes del gobierno central sobre la función pública. Ya tocará en otro post. En cualquier caso, no me cabe la menor duda de que Mariano Rajoy se lo puso fácil al gobierno del PSOE de Andalucía. Con la coartada de los recortes impuestos por la derecha europea y central, la ¿izquierda? andaluza pudo recortar a sus funcionarios, salvaguardar a su paraestado y tener a quien echar la culpa de todo. Pero si mis pacientes diabéticos tipo 1 sufren a diario un racionamiento injusto de sus tiras reactivas en Andalucía, también es en buena parte por el empeño de una administración empeñada en preservar un aparato faraónico de utilidad cuestionable. Siendo imaginativos, cabe pensar que en este laberinto caben hijos, sobrinos, amigos y compañeros caídos del Congreso de los Diputados o de otros puestos políticos. Siempre hay uno de los nuestros a la busca de un huequito. Y un régimen como Dios manda – porque Dios lo manda así, ¿Verdad Susana? – no puede dejar a los suyos en el desamparo.
Termino con la relación de los entes. Puede que la lista ya esté antigua y pido perdón por mis dificultades para documentarme. Ha escrito Muñoz Molina un ensayo llamado “Todo lo que era Sólido” – lo recomiendo -. Pues en Andalucía hay cierto tipo de cosas que siguen siendo pero que muy sólidas, pese a los recortes de Rajoy – cuyos deméritos no cabe ignorar -. Lo que se ha licuado de modo indudable es el sueldo – y el ánimo – de los profesores de Universidad, de los magistrados, los policías, los maestros y los cirujanos. Pero los enchufados del régimen siguen con una salud de hierro. Como una roca, oigan. “Un régimen que durará mil años”… ¿Les suena? ¡Ah! Que les prometí la lista de «observatorios». Ahí va. Y es sólo la punta del iceberg de los huequitos. Pá nosotros: «que no nos falte de ná, que no, que no…» (¿Se saben la música?)

1. Observatorio del Flamenco.

2. Observatorio de la Internacionalización de la Economía.
3. Observatorio Andaluz sobre Drogas y Adicciones.
4. Observatorio Andaluz de la Publicidad No Sexista.
5. Observatorio Andaluz de Nuevas Tecnologías.
6. Observatorio de Participación Ciudadana.
7. Observatorio de Voluntariado.
8. Observatorio de la Calidad de Vida de los Andaluces.
9. Observatorio de la Infancia.
10. Observatorio de Política de Empleo.
11. Observatorio Argos.
12. Observatorio de Empleo Agrario.
13. Observatorio Violencia de Género.
14. Observatorio Andaluz para la Calidad de e-learning.
15. Observatorio Andaluz de Enfermedades Profesionales.
16. Laboratorio-Observatorio de Riesgos Psicosociales.
17. Observatorio de Riesgos Laborales.
18. Laboratorio-observatorio de I+D+I en Prevención RR.LL.
19. Observatorio andaluz de Prácticas Innovadoras.
20. Observatorio andaluz de Seguridad del Paciente.
21. Observatorio Salud y Medio Ambiente.
22. Observatorio de la Vivienda.
23. Observatorio del Agua.
24. Observatorio la Calidad de la Formación.
25. Observatorio de RR.HH. en el Sector Turístico de Andalucía.
26. Observatorio de la Lectura.
27. Observatorio Turístico del Interior de Andalucía
28. Observatorio del Deporte Andaluz.
29. Observatorio para la Convivencia Escolar.
30. Observatorio Permanente Andaluz de las Migraciones.
31. Observatorio de Cooperación Territorial de Andalucía.
32. Observatorio de la Movilidad.
33. Observatorio de Logística.
34. Observatorio Territorial.
35. Observatorio para la Mejora de Servicios Públicos.
36. Observatorio de Precios y Mercados.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde