fbpx

Parte de Siria

El tirano no tiene dónde ir, pero aún le queda mucha fuerza para resistir. El pueblo tampoco tiene dónde meterse, sólo le queda la fuerza de la desesperación para seguir viviendo y luchando. Nadie de fuera se arriesga a intervenir. La sangre sin petróleo u otro recurso no es rentable. Se demostró en Rwanda. Más de ochocientos mil cadáveres nos acusan. Sólo nos queda esperar y ver hasta que el espectáculo diario del salvajismo no nos afecte o, directamente, apagar la tele o la radio e intentar no leer noticias. Y los rusos están empezando…

Enlace relacionado.

Mis cosas, en twitter…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde