Oído atento y pluma dispuesta

Federico RelimpioHola; soy Federico Relimpio y voy a escucharte. Tenemos mucho de lo que hablar. Con todo ello, juntaré palabras y tejeré historias, tristes o alegres, simples o complejas.

K.O.L. Líder de Opinión

KOL Líder de Opinión«Un libro sublime, una pequeña joya muy recomendable para cualquier médico. Debería ser de lectura obligatoria en las Facultades de Medicina”. Mónica Lalanda (@mlalanda). Solo en Amazon.

Bajo su Piel Tatuada

Bajo su Piel TatuadaUn retablo construido con los relatos de siete mujeres. Historias entrelazadas para explicarnos los porqués de la muerte de un joven amado y odiado por las siete. «Pocas veces se encuentran obras donde el oficio de escritor se demuestre de forma tan palpable». Sioni Millán. Blog El Tablón Cultural. Solo en Amazon.

Escapar del Paraíso

Escapar del ParaísoUn viaje de amor, luz y vida. Lo preciso para escapar de un país hecho cárcel. Hecho mentira. Y hacerlo todos juntos. Solo en Amazon.

Ladridos en la Noche

Ladridos en la NocheDesaparecido. A Julio se lo ha tragado la tierra. El policía encargado, Amador, olisqueará las calles una y otra vez, sin dejar un solo cubo de basura por remover. «La belleza y la singularidad de esta novela merece ser disfrutada por todos. La maestría y la valentía con la que está escrita es admirable.» Sioni Millán, blog «Tablón Cultural». Solo en Amazon.

 

El fonendo me trae la realidad de cada día. De ahí, mil historias enrevesadas. Complejas, crueles; a veces afortunadas. Sordo sería, de no escuchar. Piedra, de no sentir. Y manco, de no escribir.

Retrato íntimo de un médico escritor

Ir a «Retrato íntimo de un médico escritor»

Hola; soy Federico Relimpio Astolfi, médico endocrino y escritor. Empecé con la ciencia clínica y me encontré con la Industria Farmacéutica y la Gestión Sanitaria. Quiero decir, con la Sanidad Pública, en su versión politizada. Me quedé con la gente, que es lo mío. Y me contaron tantas historias, que no pude sino ponerme a escribir. Lo recomiendo; es una buena terapia. ¿Lo dudáis aún? Pasad y sentaos en mi diván, veréis que bien…

Libros

Fotografía

charla de bar

Lucía

Entrada previa Inicio «Ladridos en la Noche», 1º capítulo, 3ª parte. © Federico Relimpio Astolfi 2018 Un par de semanas después, Amador está instalado en las aburridas rutinas de la vida cotidiana. Con la edad y los gruñidos, sus superiores lo han ido apartando de las faenas de importancia. Sus precisos conocimientos de las alcantarillas ya no se consideran útiles para las necesidades del servicio. Las horas son muy cortas en una investigación de enjundia, pero…

Leer Más
charla de bar

La Ciudad de los Muertos

Entrada previa «Ladridos en la Noche», 1º capítulo, 2ª parte. © Federico Relimpio Astolfi 2018 A varios cientos de metros a la espalda del Cristo, la ciudad de los muertos se ramifica y se complica. Ya no hay suntuosos panteones, ni está tan mimada la jardinería. Ahora casi todo el firme es albero y, a veces, con sus socavones. Cercano queda ya el muro final del cementerio; al otro lado, comienzan los polígonos industriales. Aquí, el…

Leer Más
charla de bar

El Entierro

«Ladridos en la Noche», 1º capítulo, 1ª parte. © Federico Relimpio Astolfi 2018 La luz del alba quiere sobrepasar el alféizar de la ventana e invadir el dormitorio. La mañana descubre en el lecho a un hombre acariciando los sesenta, con barba de dos días. Tras emitir un profundo suspiro, el tipo termina por levantarse y sentarse sobre el borde de la cama, frente a la ventana. Luego se toma unos segundos para examinar el dorso…

Leer Más
El Garrobo

El Garrobo

El Garrobo, Sevilla. 789 almas según el INE, 2018. Bastante lejos de la capital, o la capital, lejos de El Garrobo, según se mire. Pero yo les escribo porque, desde las primeras horas del pasado sábado 24 de agosto, el pequeño pueblo se acaba de convertir en epítome de varios problemas de calado, sobre todo sanitarios. Así, sin que un solo diario local se haga eco de unos sucesos denunciados y que, a la hora…

Leer Más
Brumario

Brumario

Brumario. Los revolucionarios franceses quisieron cambiarlo todo. Incluso el calendario. Los años se contaban a partir de la proclamación de la República. Y se acabó lo de enero, febrero, etcétera. Brumario venía a caer del veintipocos de octubre al veintipocos de noviembre. La repetición de las elecciones caería, por tanto, en este antiguo mes de Brumario, sin trascendencia en el mundo de hoy. ¿O sí…? En la Historia Contemporánea, Brumario tiene una resonancia que va mucho…

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies