fbpx

Notre Ami Le Roi

Así llamaban en un libro al padre de Mohamed VI, Hassan II. Tuvo unos difíciles comienzos. Pero luego, su pueblo le creyó revestido de la gracia divina, la baraka. Reforzó su reinado de vitales alianzas estratégicas: los Estados Unidos, la France y su primo Juan Carlos. Las tres cabezas coronadas que desfilaron tras su féretro aquella tórrida mañana de fin de siglo en Rabat. 
Su hijo Mohamed prometió reformas democráticas. Nos quedamos – se quedaron – esperando. Demasiado complejo, demasiado intrincado el sistema de poderes du Royaume. Nada puede tocarse sin descomponerse. Mucho se ha beneficiado la corona marroquí de su situación estratégica. Controla el estrecho y la emigración ilegal. Notre ami le Roi es el príncipe de los creyentes. Es una monarquía confesional y, en teoría, ello frena el auge del integrismo. Nada inquieta más a Occidente que el integrismo hostil pudiese controlar el canal de Suez y el estrecho de Gibraltar. Suficiente tenemos con que controlen el estrecho de Ormuz. Y habrá miles de otras circunstancias que no valoremos o desconozcamos, pero que le hagan pieza valiosa a mimar o acariciar. Lo suficiente como para mirar hacia otro lado cuando se denuncia de modo reiterado la falta de democracia du Royaume, las palizas en las cárceles o los abusos sistemáticos contra los derechos humanos, especialmente contra opositores o relativos a la delicadísima cuestión saharaui. 
Hasta ahora, claro. Parecía que la divina baraka que protegió tantos años a su padre se había extendido silenciosamente hasta el retoño haciéndole inmune frente a la caída del telón de arena (http://tontosantajusta.blogspot.com/2011/02/la-caida-del-telon-de-arena.html). Pero ahí están las manifestaciones que empiezan a menudear en las ciudades du Royaume, pidiendo derechos y democracia (http://www.elpais.com/articulo/internacional/Miles/marroquies/salen/calle/pesar/reformas/anunciadas/Mohamed/VI/elpepuint/20110320elpepuint_17/Tes). Hasta el momento, Mohamed VI ha hecho algunas promesas y propuestas, que más saben a cosmética y cambio lampedusiano. No sé si notre ami le Roi se da cuenta perfecta del calado del momento histórico y si calibra bien fuerzas y apoyos. Ante si, varias opciones: 
1) Transición a la española. Ahí tiene la escuela de su primo Juan Carlos, como le llama cariñosamente. Después de todo, no está nada mal. Se ha enriquecido y vive cómodamente, con el cariño de buena parte de su pueblo. Si encabeza un movimiento en este sentido demostraría estar a la altura de las circunstancias, se asentaría verdaderamente en el trono para los restos y daría ejemplo al resto de países actualmente en un ser o no ser.
2) Seguir ignorando que no pasa nada. Será dar cuatro concesiones cosméticas, como ya dije, y tener que comenzar a reprimir más y más, hasta que el río de la historia lo desborde para tener que optar por una de las dos siguientes:
3) Salida a lo Mubarak o Ben Alí, para dejar un país desvertebrado y confundido, donde cualquier cosa podría pasar o, lo que es peor,
4) Terminar a lo Gadafi, reprimiendo militarmente una insurrección popular, apoyada por parte del ejército, con un Sáhara definitivamente perdido, con un Rif étnica y lingüísticamente peculiar clamando por separarse de un estado opresor y con una France – y tal vez con una España – clamando por recolonizar sui generis (¿protectorado? ¿micronación tutelada o apadrinada?) territorios antaño considerados como suyos. Todo ello con la presión de Al-Qaeda firmemente asentada en el Sahel…. ¿Para refugiarse dónde votre majesté? Sarkozy no trata bien a sus amigos de siempre… Pregúntele al coronel Gadafi.
¿No les parece la trama para una buena novela? Tal vez más adelante. Ahora les voy a dejar con una que les afecta más directamente: las mentiras de los líderes de opinión a sueldo de la industria farmacéutica sobre los nuevos lanzamientos medicamentosos. El e-Book es gratis.

http://www.bubok.es/libro/detalles/197444/KOL-Lider-de-Opinion

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde