fbpx

¿Nos estamos enterando de los muertos de la crisis?

Me he quedado frío. Léanlo en La Vanguardia esta mañana: “Un padre de familia a punto de ser desahuciado se ahorca en plena calle”   (http://www.lavanguardia.com/sucesos/20101111/54067710058/un-padre-de-familia-a-punto-de-ser-desahuciado-se-ahorca-en-plena-calle.html). Y lean después los comentarios. Dicen que es epidemia. Y que hay acuerdo en los medios para taparlo, para quitar hierro, para echar arena al fuego. 
La crisis nos está matando poco a poco. Me decían de chico eso de “Dios aprieta, pero no ahoga”. Pues disiento, señor que estás en los cielos. Ahogas, bien que lo haces. Permítaseme la impía imprecación, aunque sea para carnes ajenas. La guillotina silenciosa de la desesperación hace subir al cadalso todos los día a un par de víctimas, quizás tres. No lo sabemos. No hay cuentas. A nadie le interesa. Recuerda a la película “La Vida de los Otros”. Las muertes silenciosas en la Alemania del Este. Por la desesperación o la falta de expectativas ante un sistema totalitario que no ofrecía otra posibilidad que la obediencia. Sin poder saber la verdad, por la censura informativa. Pues puede que aquí esté pasando lo mismo. Preciso es que conozcamos las sangrantes cifras de la crisis. Los muertos de la crisis… Ábranse las puertas del Instituto Nacional de Estadística y hablen con claridad sus expertos… ¿Cuántos españoles se han suicidado en los últimos años? ¿Es muy diferente respecto a lo que pasaba en los años precedentes? ¿Cuál era su situación social y económica?

“Pues amarga la verdad,
Quiero echarla de la boca…
Y si al alma sube y toca,
esconderla es necedad…”

Quevedo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde