fbpx

Marine Le Pen: El Irresistible Encanto de la Nostalgia

Viendo a Marine Le Pen, ves hasta qué punto revisitamos los años treinta. Catastrófica crisis económica e institucional. Líder joven y atractiva, de verbo fácil. Te habla de glorias patrias traicionadas por políticos sin escrúpulos – haberlos haylos, para qué vamos a decir otra cosa -. De la necesidad de volver a las esencias, al lugar de bien que fuimos –  Pero… ¿Fuimos eso realmente alguna vez? – y de romper pactos y tratados con los que hemos cedido soberanía. Nos indica que es preciso volver a ser Nación-Estado, recuperar soberanía y recursos, controlar fronteras y aduanas, poner visados y aranceles. Añejos tiempos de gendarmerie, apaches y sureté. También, de la guillotine. No me extraña que haya quien le oiga y la vote; en Francia – como en tantas otras partes – hay mucha gente expulsada del sistema, orillada. Cedemos fácilmente a la trampa del cualquier tiempo pasado fue mejor. La señora Le Pen no ha explicado suficientemente el precio a pagar por recrear fronteras y aranceles, por cuestionar los tratados. Y que estamos aquí porque aquella época tenía unas terribles carencias. La France est une unité du destin dans l’universel… ¿Les suena?

Mis cosas, en twitter…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde