fbpx

Libia: de El Cairo a Tobruk, de Vietnam a Bagdad.


Curiosidades de la historia y de sus bucles. Evolucionamos poco, tenemos los mismos genes, reaccionamos igual. Cambia la tecnología, pero los esquemas, en esencia, son los mismos. Cuando veo a diario el terrible drama de la guerra en Libia, no puedo sino enlazarlo con otras guerras recientes, en parte similares, en parte diferentes.

La vertiginosa ola de cambio en un mundo árabe congelado – valga la antinomia – durante décadas, víctima de si mismo y de la guerra fría, nos creó la ilusión de que transformación Libia podría ser como la Egipcia: rápida y relativamente poco cruenta. Las semanas pasaron y las apariciones sucesivas de Sayf al-Islam (http://tontosantajusta.blogspot.com/2011/02/la-autocracia-y-el-miedo.html) y posteriormente, de su padre (http://tontosantajusta.blogspot.com/2011/02/el-miedo-del-autocrata.html), así como todo lo que vino después, nos permitieron darnos de bruces con una realidad sangrante – y nunca mejor dicho -: Trípoli no sería El Cairo, la madre del mundo. Una nación de pocos habitantes y un dictador con recursos militares y financieros se permitían otra versión de la historia, dolorosa y luctuosa, con similaridades a la recordada por esos arenosos lares.

Años 40: Libia es colonia del fascismo italiano. En el momento de máximo empuje del nazismo y, por consiguiente, de máxima debilidad británica, el payaso de Roma se atreve a llevar sus legiones de Libia contra  el Egipto colonizado por los británicos con la vana esperanza de ampliar y consolidar su versión particular del Imperio Romano. Fracasará, como es bien conocido, y los ingleses replicaron avanzando sobre la colonia italiana. Mussolini tuvo que recurrir a su aliado del norte, haciendo necesaria la intervención del Afrika Korps y el legendario Rommel, que llevaron sus tropas y blindados hasta casi Alejandría, en Egipto, con la idea lejana de avanzar sobre el petróleo de Oriente Medio y controlar el canal de Suez, para estrangular al imperio enemigo. Sería derrotado en El-Alamein, gracias a Dios, los ingleses y Montgomery, permitiendo el restablecimiento de lo que se llamó “el péndulo africano” y el retroceso alemán primero hacia Tobruk en Libia, y luego hacia Túnez. El rapidísimo avance de los insurgentes libios hasta la capital, por el este y el oeste, hasta casi hacer caer el régimen y la reacción en péndulo de éste sacando fuerzas de flaqueza e inclinando de nuevo la balanza hacia su sangriento lado tiene el añejo sabor de esta acción y reacción, de la que hablaba el otro día (http://tontosantajusta.blogspot.com/2011/03/accion-y-reaccion.html).

¿Qué pasará ahora? Imposible de saber. Ya no hago predicciones. Suficientes errores en un mes. Doy conjeturas. Las razones que animan a la insurgencia son poderosas. Está la oposición a una dictadura personal – familiar de treinta años. Y subyacente, el conflicto tribal. Pero, por encima de todo, la certeza de una terrorífica represión si gana el dictador. Todo es caldo abonado para el numantinismo. Que lo haya o no, es otra cosa. Los blindados, aviones y helicópteros dan la ventaja en campo abierto. Pero se atascan en las grandes urbes, en las callejuelas y kasbahs, frente a la guerrilla urbana. Que se lo pregunte al Tsahal de los israelíes, por ejemplo, y que calcule el tiro. Porque su poderosa máquina bélica necesita mucho dinero y mercernarios. Sobre todo si el dictador y su familia son unos apestados, si los fondos extranjeros están bloqueados y si la máquina de hacer petróleo no funciona por huida de los técnicos extranjeros. Puede estar echándoselo a doble o nada, como desde el principio. Y salirle nada. Lo que dije en entradas anteriores: o gano o la pistola en la boca, que no hay otra. Y mucho hay aquí para que las arenas del desierto se conviertan en la jungla de Vietnam.

¿En qué acabará? Aún más difícil de conjeturar. Si ganara sería la prolongación agónica de la dictadura unos años, con algunos padrinos escasos. Si se estanca y comienza a agotarse, lo normal es que intente negociar. Pero a ver dónde va a parar con su atuendo de beduino fashion hasta las trancas de sangre.  Si se encoña la cosa, igual sufre un atentado de su propia guardia o un golpe de los próximos que intente resolver algo, no sé. Como dijo el hijo del dictador, Libia no es una nación, es un mosaico, un compuesto que se mantuvo unido siempre por poderes superimpuestos, los turcos primero, los italianos luego y ahora la dictadura de Gadaffi. Tal vez no resista y evolucione a la desintegración bajo la observación de Egipto y Túnez, quién sabe. Una evolución parecida a la desmembración de facto que vive Irak, pero sin ocupación extranjera.

En cualquier caso, es el trasfondo ideal para una buena novela. Ya me gustaría poder meterle mano, caso de tener tiempo, energías y talento. Como no tengo otra cosa, les dejo con las miserias de un médico entre la presión de la industria farmacéutica y la moderna gestión sanitaria. El e-Book es completamente gratis y me han dicho que está entretenido. Va por ustedes.

1 thought on “Libia: de El Cairo a Tobruk, de Vietnam a Bagdad.

  1. vicgonbae says:

    Me gusta tu analisis,comparto la idea del rumbo circular (no lineal)de la historia y USA,con un portaviones solamente, al borde de la costa libia lo arreglaria en la epoca Bush, pero Obama hace bien, en "no repetir otro Viet-Nam" (hay muchas analogias) y sobre todo demuestra ser un gran estadista, cuando solo dará un paso,con autorizacion cabal de la ONU.
    En un tweet reciente, pedia que me explicaran las razones de 5 naciones(China,India,Brasil,Alemania y Rusia)para bloquear el ¿arreglo?, luego he pensado yo: vale, quitamos al tirano ,pero ¿a quien ponemos?, ¿quienes son los nuevos interlocutores en Libia?
    herrerillo, twitter

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde