fbpx

La Sentencia de Concha Caballero

Afile el PP sus armas políticas. Elecciones a la vista. E importantes: País Vasco, Galicia y probablemente Cataluña. En unos lugares, se juega feudos. En otros, presencia. La erosión puede ser importante, pero no sabemos a favor de quién. El PSOE en horas bajas y, según parece, no remonta. Falta tiempo, de cualquier modo. Pero no parece que PSE o PSC salgan especialmente beneficiados de las próximas convocatorias. PSGa, no sé. Los que probablemente salgan muy beneficiados, en País Vasco y Cataluña, son las opciones soberanistas, no sé con qué programas y no se sabe con qué repartos de escaños (que si PNV o Amaiur, o quién sabe qué, o si CiU se come a Esquerra o qué demonios sucede). Ya veremos qué pasa y más importante, qué pasa luego. Que nos jugamos el modelo de Estado. E importa. Pero hoy no voy a eso.

Voy a que el PP incluya en sus frentes el Sur irredento. Ese Sur que se le escapó siempre y para el que no parece tener – a fecha de hoy – líder ni proyecto. Me da en la nariz que Andalucía podría completar el póker de convocatorias de 2013 que podría poner de manifiesto una profunda erosión – y es la segunda vez que lo digo – del proyecto político del partido que gobierna la nación. ¿Por qué? Señales, olfato… Algo ya anticipé en mi entrada anterior de Sánchez Gordillo. A ella me remito. ¿Ya están de vuelta? ¡Estupendo! ¿Qué les parece? Segundo… ¿Leyeron alguno de los artículos de Luis Carlos Rejón en “El Mundo” durante este julio?  Más claro, el agua; el veterano líder de IU-CA lo ha escrito negro sobre blanco: a Griñán sólo le queda la puerta de salida. Tercero: el goteo de comparecencias en la comisión EREs del Parlamento. Lo de Gómez y su “incendio en la cocina”. El automático retraso de la comparecencia de Griñán y Chaves para la semana que viene… ¿No? Y justo el domingo antes de tan señalada comparecencia, oportunísimamente, sale la “sentencia” de Concha Caballero en El País: veredicto de culpabilidad. Extracto:

“Cuando la Administración evita los procedimientos reglados, prescinde de la publicidad y el control, es solo cuestión de tiempo que aparezca la corrupción.”

“Los ERE de Andalucía no dan para una gran novela social, pero ofrecen el retrato de una parte de nuestra historia que debe acabar: el clientelismo político, la confusión de los límites institucionales y la ausencia de mecanismos de control especialmente del Gobierno pero también del Parlamento y de las instituciones encargadas de auditar las cuentas.”

¿Qué les parece el dictamen? Nada que ver con la “Tesis Junta”: cuatro sinvergüenzas que abusaron de nuestra buena fe y a los que denunciamos prontamente. No, señor, más bien es la “Tesis Alaya”: sistema ideado desde la cúpula para eludir el reglamento y los controles, favoreciendo la discrecionalidad y derivando en la corrupción, con el agravante de haber ignorado los oportunos avisos de la Intervención General de que la “cocina estaba ardiendo”.

Cuarto: pre-polémica con el informe de la Cámara de Cuentas. Polémica filtración prematura al ABC de Sevilla – muy próximo al PP, como todo el mundo sabe – indicando con claridad la responsabilidad de Griñán en todo el desaguisado. Algo de eso comentaba Rejón en sus artículos. Ahora se trata del informe definitivo. Pero la cámara es un organismo político, compuesto fundamentalmente por políticos, y los políticos tienen un color. Se ha filtrado a la prensa – que también tiene su color político, desgraciadamente – que dicho informe podría venir convenientemente “maquillado” para exonerar a Griñán y su entorno de todo tipo de responsabilidad política.

Conclusión: que llevo un tiempo que me da en la nariz que IU-CA pesca en el río revuelto de los EREs con sus poli-buenos, poli-malos (Valderas, Sánchez Gordillo, Alba Doblas e Ignacio García, distribuyan ustedes los papeles de buenos y malos, por favor); pero se mueve de modo mucho más organizado de lo que nos creemos a fin de plantear la exigencia de la dimisión de Griñán o la retirada del apoyo parlamentario en un momento oportuno, calculando el rédito electoral, el muy difícil sorpasso o el mucho más probable incremento de peso en un futuro gobierno de izquierdas sin Griñán y la vieja guardia del PSOE – Pero… ¿Con quién entonces? -, mientras  un PP que nunca encontró un proyecto ni un líder andaluz vaga eternamente desorientado a las puertas del palacio de San Telmo.

Mis cosas, en twitter…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde