fbpx

Impertinencias de una Chavala (minirrelato)

Lolita tiene 13 años. Ni uno más, ni uno menos. Y ahí la tienes, lavando los platos, uno a uno. Dio de comer a sus tres hermanos, abajo en la cocina. Y luego vació los restos en la basura. Y ahora tiene que subir al cuarto de baño de sus papás a fregar la vajilla con todo el cuidado de no caerse por la escalera.

Y todos nos preguntamos el porqué de una situación tan anómala. Que nos conteste Lolita:

-Se nos atascó el desagüe del fregadero y no tenemos dinero para arreglarlo. Y ahí que anda mami limpiando escaleras para llegar a fin de mes. Tenemos que ayudar todos para sostener la casa.

Llegá papá, de noche, el tufo a coñac mezclado con el olor a perfume caro. La chiquilla le halló una extraña sonrisa y un resto sospechoso de carmín en la solapa. Mamá no llegó aún; largas son sus horas de balde y fregona.

Se sentó el hombre en la sala, los pies por alto. Los chicos duermen desde hace un rato. La chavalilla agotada se le sienta al lado, a hacerse notar:

-Que ya podríamos tener la cocina completa, papá, y no tener que andar de acá para allá con los platos sucios…

Y el otro, que suelta un eructo, y añade:

-¿Qué sabrás tú de lo que es llevar una casa, chiquilla?

@frelimpio

#27nyovoy #granada27n  #huelva27n #yovoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde