fbpx

Homosexualidad y Genética.



La homosexualidad es común en la naturaleza. Se ha descrito en especies de mamíferos que abarcan desde los toros de la raza Hereford hasta los macacos rhesus, pasando por las ovejas. Hay sólidas evidencias de que la homosexualidad tiene una base genética en la especie humana. Los gemelos, que comparten todos sus genes, concuerdan en su orientación sexual en el 50% de los casos, mientras que los mellizos, que solo comparten la mitad de los genes, concuerdan solo en el 22% de los casos. Los gais de una misma familia tienden a compartir las mismas variantes genéticas en zonas concretas de los cromosomas X, 7, 8 y 10.



En cualquier caso, cabe proponer que se trata de una conducta o preferencia no habitual – o no normal – para la que la ciencia va sustanciando una base genética. También cabe proponer si es lícito saltar de comportamiento o preferencia no normal, supuestamente de base biológica o genética, al de enfermedad. La inmensa mayor parte de los homosexuales son capaces de llevar vidas plenas y felices, en el supuesto de que su propia condición no se convierta en estigma o marca infamante. En este sentido, si la sociedad adquiere la tolerancia suficiente para reconocer que esta variante o anormalidad no entraña peligrosidad alguna, la persona homosexual puede desarrollar una vida en comunidad armónica, viviendo abiertamente según sus preferencias, sin sufrir menoscabos o sufrimientos derivados de su propia condición. Es absolutamente cuestionable, por tanto, que esta anormalidad – porque sí se trata de una preferencia, comportamiento o conducta no habitual o típica en el conjunto de los individuos de su sexo – pueda ser considerada enfermedad, con todos los estigmas que ello conlleva.

2 thoughts on “Homosexualidad y Genética.

  1. Anónimo says:

    …y al hilo de lo anterior y como conclusión importantísima recordaremos a Cicerón cuando le dieron el pésame por la muerte de su hija: Todos somos homo y como tal ninguno tiene el don de la inmortalidad. Es importante recalcar que los seis géneros que tenemos en la actualidad todos y cada uno de ellos son igualmente homo (hombres en sentido genérico)sin importar la subdivisión del sexo al que pertenezcan.

  2. Anónimo says:

    Hola Fede: Como gente de a pié que soy y que desconozco el mundillo de la genética te diré: A lo largo de la historia han existido los heteros y los gais, ambos colectivos dividos en género masculino y femenino. Con el Mundo Actual aparecen los gais que se subdividen entre los afeminados y los que no lo son, entre ellos se llevan mal pero se unen en el orgullo gai porque ese es para todos ellos. Otra modalidad es el transexual que consigue tener físicamente el sexo que tiene en la mente a través del quirófano y de las hormomas agrupadas en las pastillitas que toman. A su vez éstos tb se subdividen en dos: Hombres que se cambian a mujeres y mujeres que se transforman en hombres con todos los atributos masculinos o femeninos que pueden conseguir.Sin entran en los draks que no se sabe si es que se trata de un paso previo para llegar a la transexualidad o simplemente es un espectáculo diremos que: En la actualidad existen los heteros, los gais y los transexuales con dos géneros diferentes cada uno.Sumando nos salen seis géneros: Masculino tradicional, femenino tradicional, gai hombre, gai mujer, transexual hombre, transexual mujer. ¿ Esto es por culpa de la genética que ha venido empujando siempre o por el bisturí y las hormonas? porque lo cierto es que las dejan monísimas, más que las de nacimiento, los mejores cirujanos estéticos y endocrinos parecen estar con estos últimos.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde