fbpx

El Show de la Carrera de San Jerónimo

Querida prima Carchi;
Eres mongui con lo de la agricultura ecológica. Ahí encerrá con los tomates y los pimientos, con las berenjenas y las fresas, tol día dándome la pastilla con lo del cambio climático y los pesticidas, con las ballenas y la recogida selectiva de basuras… ¿Dónde está la periodista rojuela, desternillante, con la que compartía canuto y cerve porque no teníamos un gordo? Te largaste de los madriles de la Espe, jartita de gomina y de no ver nunca dos euros juntos, de pagar hasta por respirar – y eso, poquito, que no se notara mucho -. Te fuiste aburrida del Congreso de Rajoy en el momento en que todo se pone la mar de diver, so pedazo de idiota.
Que los nuestros acaban de ganar, que ayer estuve, que el Congreso es otro, solo hay que verlo… Uno se quedó a dormir desde la noche antes para reivindicar a los sin techo. Y para darle más realismo, llevaba haciéndolo en la calle varios días, sin ducharse ni cambiarse de ropa, que no te imaginas cómo cantaba el nota, que lo pusieron junto a las nenas monas de ciudadanos, y que a poco que se desmayan, las pobres. También metieron en las listas a uno que va chungo de la cadera, que ahí va, el pobre, con su muleta, de una lista de espera a la otra, que no te veas la que se montó para que pudiera acceder a su escaño. Pero lo mejor fue una de Madrid, que quiere ser tío de pelo en pecho y que la operen en la pública, pero saltándose la lista de espera – en eso se lleva regu con el otro, que es de un círculo diferente -. A esta le prestaron un traje de rey mago que sobró de la cabalgata, que la Carmena no tenía muy claro cómo reciclar – un poco de picor, para el día de orgullo gay -, y a la susodicha le encantaron, además, la barba y el bigote. Claro que la gente se mosqueó pelín, y empezó el canguelo, pensando que volvía el Tejero, versión fantasía animada. Pero los tranquilizó uno que por allí andaba, con rastas y pinta guay, y todos pensaron que era Bob Marley resucitado. Pero algo fallaba: sí, es que el nota era blanco, y no negro. Pero había que arreglarlo, que no decayera la fiesta. Y encontraron rápido a una negra, pero era mujer, y le faltaba el canuto y la mugre. “¡Aquí está España!”, gritó la peña, pero faltaban más, mucho más. Faltaba un preso, por ejemplo, custodiado por los maderos, y con las esposas puestas, y allí que fueron a buscarlo… ¿Adónde va a ser? Pues a Alcalá–Meco. “¡Pero si es el Bárcenas!”, gritó otra, “este no es guay, este es de esos”, dijo, señalando en dirección a un señor de barba blanca, que primero dijo: “¡Aguanta, Luis!”, y luego, cuando recibió un codazo de una tipa bajita y remilgada que se le sienta al lado, salió cagando leches para el cuarto de baño. Total, que el preso no servía; había que buscar a una víctima del sistema. Se ofreció el sin techo, que le metió mano a la negra, y esta fue a denunciarlo por violencia de género: que se trataba de su antiguo novio, que se metió en las listas para acosarla. Total, a Alcalá-Meco del tirón, y ahí a por él, de vuelta al Congreso, que ahorita mola más – ¿No son la casta presuntos, o poco falta? -. Uno más de esqueleto, por la Memoria Histórica. Y otro de Falange – este de los otros -, a salvar el Valle de los Caídos. Por ahí uno con coleta, cantándole nanas al bebecito de una, mientras esta se sacaba la teta. Y, aquí y allá, la farándula de los platós.
Que no me fumé un petardo, Carchi, que era de veras. Que no me equivoqué de avión, prima, que era la Carrera de San Jerónimo, que estoy segura, que los leones eran de verdad, frío de enero, duro de acero, que todavía no es el carnaval de Canarias, que no sabes lo que te pierdes, guapa, déjate de plantar nabos y vente a plantar cara. Que seguimos igual de pobres, pero partidas de la risa. Deja el Jerte, no seas cutre, y vente a Lavapiés, que esto está la mar de entretenido… Con lo guapo que es el Rivera…

@frelimpio

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde