fbpx

El PSOE en el Brete: Decencia antes que Táctica

Hola de nuevo, Susana;

Mira, hoy no me voy a meter contigo. Ya no mola; eres el blanco de todos – bueno, lo voy a dejar en el blanco de muchos -. Incluso parece bullying. Ni siquiera voy a cachondearme de tu plan. Lo de siempre, el dominio de los tiempos y los organigramas, que nos olvidemos de todo e ir preparando la paella. Tratarnos como niños chicos.

Y no me río porque es demasiado serio, Susana.

Porque no se trata de derechas o de izquierdas, de progresismo o conservadurismo, de centroizquierda o centroderecha, de apuestas de un signo o de otro, de giros hacia un lado o hacia el otro. Ni siquiera de guiños.

Se trata de algo mucho más elemental. Algo de lo que no te puedes acordar, por tu edad. Algo por lo que una fría mañana de enero de 1977 – tenías dos añitos -, una serie de abogados laboralistas fueron acribillados en su despacho, en la calle Atocha, en Madrid. Manuela Carmena sabe de eso, que se salvó de chiripa.

Es decencia, pura decencia. Democracia, en una palabra. Pero no en el sentido en que tú la usas – empleo torticero de los mecanismos democráticos -. Democracia como se anheló durante cuarenta años y se construyó con tanto trabajo en la Transición, aunque ahora haya tantos interesados en despreciar aquel delicadísimo encaje de bolillos.

Es indecente permitir la continuidad en el gobierno de una estructura de poder indecente.

No tiene medias tintas ni escapatoria. La abstención es canalla porque no hay más que una respuesta: votar no. Sin cálculos. Como se le dice que no a un tipo que no te gusta. Porque no, y basta.

¿Qué se va a terceras? A terceras vamos. ¿Que se pierden escaños? Escaños perdemos. ¿Qué hay sorpasso? Que lo haya. Así que se tenga una que quedar con 57 escaños.

Pero jamás de los jamases… ¿Me lees? ¿Participar en la investidura de Mariano Rajoy? ¡Jamás!

¿Perder la decencia para ganar tiempo? ¡Jamás! ¿Perder la honra por un cálculo táctico de los tuyos? ¡Nunca! ¿Enmascararlo en una maniobra confusa de «me abstengo pero no apoyo» donde tú nunca das la cara? ¿Es que te crees que somos tontos? ¿Es que no te parece suficiente lo que está piando Correa en el juicio de la Gürtel? ¿Seguir adelante con el sí encubierto a la misma mierda? ¿Sabes cuánta gente está enterrada aún en las cunetas de España por el simple hecho de estar apuntado al partido que intentas deshonrar de esta manera tan vil? ¿Y aún animas esta sucia maniobra?

¡No con el voto ilusionado de tantos españoles serios y honestos!

Churchill se las vio en peores, a lo largo de su carrera política. Pero siempre tuvo claro dónde estaba el Norte. Del mismo modo, uno dice NO, y se va a terceras. A pensarlo. A construir un discurso sólido. Un proyecto atractivo de vida en común, como escribió Ortega. A plantearse por qué el PSOE es hoy un partido de gente mayor, en ambientes rurales – con todos los respetos -, como dijo Borrell el otro día. A curarse las heridas y rediseñar un proyecto. A ser, antes que estar. Y luego a estar, pero sólo porque se es. Pero son demasiados verbos para ti, pura retórica.

En fin…

@frelimpio

3 thoughts on “El PSOE en el Brete: Decencia antes que Táctica

  1. Anónimo says:

    Ha sucedido ya. El PSOE deja gobernar a la PP, que más que un partido es una organización delictiva que se presenta a las elecciones. Y no pide nada a cambio: ni derogar la ley Wert, ni los artículos más totalitarios de la ley Mordaza, ni la reforma laboral, ni siquiera las cabezas de unos cuantos corruptos insignes. Nada. Por amor. Susana Díaz ya caía mal en el resto de España, pero ahora si tiene la mala idea de saltar al ruedo Nacional no la votaría ni aunque fuera la única forma de evitar el apocalipsis zombie. (Jose, desde el Sergas)

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde