fbpx

El Discurso del Alcalde de Granada

“Buenas noches;

Quería aprovechar esta oportunidad para dirigirme a los ciudadanos de esta hermosa y querida ciudad en la que tengo responsabilidades importantes en el momento actual.

Vuestro alcalde no es insensible a los problemas sanitarios de los ciudadanos. En la calle, en mi puesto, en todo momento, antes de las movilizaciones de las últimas semanas y mucho más ahora, me llegan voces de indignación y protesta. Si la cuestión sanitaria es siempre dolorosa, séde sobras que la hospitalaria lo es mucho más, por cuanto los pacientes están mucho más enfermos, y sus familiares, mucho más angustiados.

Pero estas os parecen ya palabras huecas, a las que desafortunadamente estáis acostumbrados. Venidas de un responsable político, ya no consuelan. Más bien indignan. Y debo comprender este punto de vista.

Tampoco puedo pedir comprensión a los que me reprocharon mi ausencia en las tres primeras manifestaciones para exigir la paralización de la fusión hospitalaria y la dotación de dos hospitales generales completos para esta ciudad. No puedo pretender que me crean si les digo que he preferido presionar a mi modo a las autoridades con responsabilidad en la materia. Presión que me hubiera sido imposible de estar en la calle con la pancarta. Mis esfuerzos y mis desgastes son cosa mía, que para ello me presenté al cargo que ahora desempeño, y no los pongo de aval, ni pretendo que me creáis. De sobras sé que es difícil, a estas alturas.

Tampoco puedo pedir que me creáis si expreso mi absoluta desolación por el punto muerto de las negociaciones entre las autoridades sanitarias y las personas que encabezan las movilizaciones.

Pero sí puedo afirmar que os creo. Creo que el sufrimiento ciudadano es real, no inventado ni exagerado. Y que, por tanto, la causa es justa. Y que el movimiento es genuino, no manipulado.

Sabéis por la prensa que la Presidenta de la Junta de Andalucía y el Partido al que pertenezco tienen un acto de calado el 16 de diciembre en Jaén. Mi militancia y mi cargo me piden y me exigen la participación en él.

Parece seguro que miles de granadinos irán allá a ejercer una protesta pacífica. Y por los mismos motivos que estas últimas semanas. Motivos que exigen mi consideración. Porque, en buena medida, son los que motivaron la creación de mi Partido, hace más de cien años. Razones que no se pueden obviar. Por la adscripción a estas siglas – y sólo por este hecho – hay muchos cadáveres ahí, a dos pasos, entre Víznar y Alfacar. Es muy probable que, si los desenterramos, en algún que otro caso será posible encontrar el carné, protegido por una cartera, último recuerdo de alguien que se quiso llevar un sueño representado por unas siglas. Alguien que murió por el sueño de una Sanidad Pública y Gratuita. Y de calidad. 

Hay ocasiones en que hay que elegir. Hace unos días afirmé que no estaba aquí para defender los intereses de mi Partido. Hoy quiero ser consecuente con esas palabras. Y os hablo para eso, para comunicaros mi decisión: elijo la calle, vosotros, uno más. Si todo sigue como parece, el 16 de diciembre estaré en el IFEJA, pero fuera, y no dentro. El representante electo con su gente, con sus electores. Al fin y al cabo, para eso estamos. Y para mucho más.
Hasta entonces, amigos…”

***

A estas alturas, ya sabéis que este discurso es pura ficción. Posiblemente, la ficción que muchos quisiéramos oír en la vida real. Política-ficción, o Política-sueño. Política para el que cree en la Política. Creer en la Política, porque creo en los hombres y las mujeres que la hacen, que no conocen siglas, sino hombres y mujeres. Hombres y mujeres que trabajan para hombres y mujeres, y se agrupan en torno a unas siglas sabiendo que al final las siglas no son sino eso, siglas, un simple instrumento, y que lo que importa es el sentido final: los hombres y las mujeres, sus vidas y sus sueños. En fin, soñar porque es posible. Y si es posible, nada ni nadie puede impedirnos soñar. 

P.D. Paco, el que escribe estuvo en un brete igualmente difícil. Tuvo que elegir. Opté por el corazón, por lo auténtico, y no me equivoqué. De ello hice una novela – aunque no autobiográfica -, y te la ofrezco, en lo que te pueda servir. Pica aquí. Te traigo un sólo comentario:

@frelimpio

2 thoughts on “El Discurso del Alcalde de Granada

  1. Federico Relimpio says:

    Gracias por el interés y la participación. Y creo que todo es posible si no hay una ciudadanía adormecida. No la hay, ahora, en Granada. Y es el momento. Paco Cuenca tiene la oportunidad de decir si es alguien, o simple masa amorfa en el seno de un partido que agoniza.

    Responder
  2. Rosa María Pérez Hernández says:

    Que bien podríamos vivir todos si nuestros políticos fuesen coherentes con el mandato que les damos y no estuvieran tan mediatizados por intereses de partido y ambiciones personales. Cuánto ganaríamos todos.
    Una pena que sea ficción tu carta.
    ¿Sería posible que fuera real ?
    Seguiremos esperando, mientras denunciamos como podemos corruptelas

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde