fbpx

¡Dejadme ser ingenuo!

No puedo disimular mi emoción ante el vértigo de la historia en vivo y en directo. Porque desde que comenzó el despertar de las masas tuve conciencia de la hondura del movimiento (http://tontosantajusta.blogspot.com/2011/01/es-tan-ancho-el-mediterraneo.html) y la densidad de los guisos que se cocían en las casas del vecindario por ahí abajo. En estos día en que tantos hemos vivido pegados a las noticias, tomando el pulso a la histórica plaza de El Tahrir, deshojando a la margarita (se va, no se va, se va, no se va…), he recibido todo tipo de comentarios acerca de de mis notas respecto a la insurrección popular egipcia. Las más remachaban una oscura filosofía que está incrustada en nuestras cancillerías y ministerios: gentes primitivas, incivilizadas, religiosas hasta lo fanático, incapaces para nada parecido a la democracia, ¡Ya veréis qué poco tardan en entregar el poder a los islamistas y el follón que se monta en Oriente Medio! ¡Ya veréis lo que es el canal de Suez cerrado y el gas natural y el petróleo por las nubes!
Y yo os digo… ¡Dejémonos sorprender! ¡El mundo evoluciona! Vosotros decís que esto es la repetición de Teherán 1979… ¿Y si es el germen de una insurrección de la juventud que termina apuntillando precisamente el régimen de los Ayatollahs? ¡Maldita soberbia occidental, según la cual la democracia o la civilización van ligada a una raza o a un continente! ¡Dejadme ser ingenuo a mis cuarenta y seis! ¡Dejadme creer en la gente! ¡Dejadme emocionarme como lo hice cuando vi a la gente descorchar botellas de champán sobre el muro de Berlín y cuando vi fracasar el golpe paleocomunista en Moscú en el 91!
Hace treinta y tantos años, dos países del sur de Europa liquidaban a las dictaduras más antiguas del continente. En el primero, eran los mandos jóvenes del ejército los que acabaron con un estado anquilótico que había arruinado al país tras una estéril, larga y agotadora guerra colonial. En el segundo, tras la tranquila muerte del dictador, una transición a la monarquía confeccionada para que algo cambiara sin que cambiara nada en el fondo se transformó en algo sustancialmente diferente. Pero ambos casos se encontraron con lo mismo: unos vecinos al norte acomodados, enriquecidos, atrincherados en un club elitista que los miraban altivamente con desprecio, como gentes primitivas, incivilizadas, religiosas hasta lo fanático, incapaces para nada parecido a la democracia. 

Por tanto, el día de la expulsión del dictador quiero recalcar el título del artículo con el que comencé a ocuparme de todo esto. Al igual que la historia demostró en los setenta que los Pirineos no eran una frontera cultural infranqueable, apuesto hoy decididamente por romper tabúes y decir que el Mediterráneo no es tan ancho. Que la plaza de El Tahrir es continuación del 14 de Julio de 1789, por más que muchos franceses quieran negarlo, y que las redes sociales y los móviles han dado el cemento que dio durante el siglo XVIII el racionalismo y la ilustración. Y que si la toma de la Bastilla fue el comienzo de algo, prepárense para lo que viene – que no será fácil, y nos proporcionará numerosos altibajos -. Que vendrán sin duda el Ça Ira, la Carmagnole y tal vez la guillotina, que a algunos hará pensar si con Mubarak se vivía mejor. Pero déjenme expresar una vez más mi ingenuidad: no hay otro camino para la Déclaration des Droits de l’Homme et du Citoyen. Y al final es eso sólo lo que cuenta.
Enhorabuena. mundo.

3 thoughts on “¡Dejadme ser ingenuo!

  1. Emilio says:

    A todo esto, en la Unio europea, en Estados Unidos, en los llamados paises libres, paises democratas, ni Dios, nadie se ha atrevido a deecir en voz alta que los egipcios tiene razon que llevan decadas siendo subyugados, que la clase dirigente los explota y les asfisia impidiendoles desarrollarse como pueblo, solo el imbecil de Aznar dice, en una de esas alocuciones que llenan de verguenza a todo aquel animal racional que las escucha…que el prefiere defender a Occidente antes que la posibilidad que el Islam tome carta de naturaleza en la zona ¿ no os rtecuerda a B Brecht con aquello de …vinieron por los judios, pero como yo no soy judío etc?
    Que asco, que verguenza. Para que nosotros sigamos siendo opulencia ellos tiene que pagar con creces cada gramo que engorda nuestras orondas barrigas
    Que asco que verguenza

  2. Anónimo says:

    Pocas gentes han hablado de gentes incivilizadas, El Islam es una civilización como otras muchas con unas características determinadas que en el curso de los últimos acontecimientos y en la tertulia bloguera del loco hemos analizado.En sus principios coránicos no se contempla el sistema democrá tico y punto.
    Para nada estoy de acuerdo en homologar la frontera de los Pirineos con el Mediterraneo,porque una parte de Europa ha bebido de una cultura que se ha gestado al sur de los Pirineos
    Es comprensible que Occidente se
    a soberbio ha bastado con que Obama levante el dedo … la administracion norteamericana renuncia a sostener a MubaraK y el caiman se larga.El futuro del Norte de Africa estará inevitablemente condicionado por Occidente ¿Quien creó ese mosaico de dictaduras que pueden caer ahora en un efecto dominó?
    De todas forma el viernes 11 a las 5 de la tarde tuve la satisfacion de comprobar que "momentaneamente" los sueños de mi querido loco se estaban cumpliendo frente a los presagios casposos de muchos entre los que me encuentro.

  3. Pilar says:

    Me quita la deseperanza ver que el pueblo se da cuenta de que ellos son muchos y los tiranos pocos, de que se puede dejar esa servidumbre voluntaria de la hablaba el jovencisimo Etienne de la Boetie, en 1548, a sus 18 años, en un discurso que sigue teniendo toda la vigencia en nuestros dias.
    “Si un tirano es un solo hombre y sus súbditos son muchos, ¿por qué consienten ellos su propia esclavitud?”

    Para quien quiera:
    http://www.elindependent.org/articulos/article.asp?id=1162
    http://www.kclibertaria.comyr.com/lpdf/l120.pdf

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde