fbpx

4 thoughts on “¡Con perdón de Shakespeare!

  1. Federico Relimpio says:

    ¿Y por qué, entonces, habría de ser Griñán un corrupto? ¡Pobre hombre! Bien se me alcanza que no se atrevería a comprar votos a no ver que los andaluces se los vendieran. ¡Ni sería si un corrupto si no votaran los andaluces sus corruptelas! Los que tienen prisa en que abandone el estrado demuestran mal talante y desagradecimiento… ¿Qué estercolero, qué desecho, qué inmundicia es el PSOE de Andalucía o Andalucía misma, cuando sirve de baja materia para alumbrar una cosa tan vil como Pepe Griñán? Pero ¡oh dolor! ¿Adonde me conduces? Quizá hablo ante un hombre que voluntariamente es sólo esclavo de las circunstancias, en cuyo caso me hará responder de mis palabras; pero voy armada y el peligro me es indiferente…

  2. Anónimo says:

    ¡Venid, Ayala, y venid, guardia pretoriana, seguidores de Heracles! ¡Saciad vuestra venganza en Magdalena únicamente, pues Magdalena está harta del mundo, aborrecida por aquellos a quien ama, ultrajada por su cúpula, reprendida como un siervo, con todas sus faltas observadas, apuntadas en un libro de notas, estudiadas y aprendidas de memoria para arrojárselas al rostro! ¡Oh! ¡Mí alma podría escaparse de mis ojos con mi llanto!
    (…)
    Debéis tener presente además que nuestros amigos nos dieron ya lo último, nuestras legiones están corruptas y nuestra causa en cuestión. Los registros y redadas se suceden cada día. Nosotros, en la cúspide, estamos expuestos a que se nos lleven detenidos.

  3. Federico Relimpio says:

    ¡Amigos, andaluces, prestadme atención! ¡Vengo a inhumar a José Antonio, no a ensalzarle! ¡El mal que hacen los hombres les sobrevive! ¡El bien queda frecuentemente sepultado con su muerte política! ¡Sea así con Griñán! La jueza Alaya os ha
    dicho que José Antonio es sospechoso. Si lo fue, era la suya una falta, y gravemente lo ha pagado. Con la venía de Mercedes Alaya y los demás -pues Mercedes es una mujer honrada, como son todos ellos, hombres y mujeres todos honrados- vengo a hablar en el funeral político de Griñán. Era mi amigo y mi mentor, para mí leal y sincero, pero Mercedes Alaya sostiene que se debe autoimputar, y Mercedes es un mujer honrada. Siempre que los pobres dejaran oír su voz lastimera a las puerta de San Telmo, José Antonio lloraba y repartía algunas paguitas. ¡La corrupción debería ser de una sustancia más dura! No obstante, Mercedes Alaya sugiere que se autoimpute, y Mercedes es una mujer honrada.¡No hablo para desaprobar el auto de la jueza, tan bien fundamentado, como todos los demás! ¡Pero estoy aquí para decir lo que sé! Todos le amasteis alguna vez, y no sin causa. Vuestros bolsillos dan cuenta de ello.¡Toleradme! ¡Mí corazón está ahí, en ese féretro, con Pepe, y he de ausentarme del Parlamento hasta que torne a mí… Votad, pues, su causa en mi lugar, representantes del pueblo, que mi congoja no halla consuelo…

  4. Anónimo says:

    ¡Acordaos de Agosto, acordaos de los idus de Agosto! ¿No fue por hacer
    justicia por lo que corrió sangre de José Antonio? ¿Qué miserable tocó su cuerpo y lo hirió
    que no fuera por justicia? ¡Qué! ¿Habrá alguno de nosotros, los que inmolamos al hombre
    más prescindible de todo el universo porque amparó bandidos, que manche ahora sus dedos con
    bajos sobornos y venda la elevada mansión de nuestros amplios honores , por la vil basura
    que así puede obtenerse?

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde