Mas yo, que para oposiciones no estoy hecha,
ni para cortejar a un flexo encorvado;
yo, que me enervo sentada en un aula, sin paciencia
para seguir aburridas lecciones de derecho administrativo;
yo, privada de memoria y voluntad,
burlada en lo académico por una falaz licenciatura
arrastrada, abandonada, aprobada a trancas
y a deshoras en este mundo de afanes y desempleo,
tan corta de letras y papeles que los parvulitos
me corrigen la ortografía cuando paso engalanada;
Shakespeareyo, en fin, en este tiempo sombrío de oposición nacional
no tengo más fruición que el pasatiempo
de ver el incómodo ajuste de un presupuesto regional
y disertar acerca de cómo evitar quemarme
y esperar lánguidamente tiempos mejores.
Por eso, al no poder como una gran lideresa
recrearme en estos días de restricciones y pactos,
he decidido que seré indiscutible, una, grande,
y que evitaré tediosos aduladores y fáciles lisonjas.
He urdido trampas, siniestros preámbulos,
con sueños, libelos y ebrias profecías, 
para que mis mentores, predecesores y competidores
se enfrenten con odio mortal los unos con los otros;
y si el secretario general del partido es tan íntegro y tan puro
cual yo ladina, falsa y traicionera,
a mi mentor hoy enviarán al exilio,
pues será D, como está profetizado, 
la que ponga firmes a los hijos del César .-
Escondeos, pensamientos; llega el enemigo.

Federico Relimpio

Bajo su Piel Tatuada

@frelimpio

Descubrir un país Bajo su Piel Tatuada (clicar aquí)

Si te gusta, comparte y sígueme
0