fbpx

¿Comisarios políticos? ¡Tú eres un facha!

Sigo con Muñoz Molina y «Todo lo que Era Sólido». Fragmento de sábado inicio de la tarde:

«Y desde luego nunca crearon la carrera administrativa: a los funcionarios profesionales pero no dóciles políticamente los apartaron de los puestos de responsabilidad o los forzaron a marcharse por desmoralización o aburrimiento; y en vez de modernizar la antigua burocracia la sumergieron en una inundación de nuevos puestos clientelares, de comisarios políticos descarados o encubiertos, dependientes siempre del favor del que los nombraba, leales hasta la sumisión, volcados en el servicio al partido o al líder del que dependía su sueldo y no a la ciudadanía que lo costeaba con sus impuestos.»

Esta música me suena. Hace muchos, muchos años. Estudiaba yo la carrera de Medicina y mi padre – foto ahí abajo, en la columna de la derecha -, jefe de servicio de Cirugía en el Hospital Virgen del Rocío, se quejaba de la desconsideración con que fue tratado por las nuevas hornadas de cargos y carguillos tras el desembarco del PSOE-A. Fue el primero que me espetó lo de «ése no es más que un comisario político». Claro que yo no sabía a qué se refería.

Unos años más tarde, entrando yo en la residencia y palpando el ambiente de politización, en una tensa conversación en la que se trataba de cómo se inmiscuían gentes no preparadas en decisiones especializadas o técnicas, rescaté el dicho de mi padre: «¡Ése no es más que un comisario político!»

Joven era yo, e imprudente. Sigo siéndolo, pero de otro modo. El caso es que, entonces, cierto personaje me reprendió en público por usar esas palabras, impropias de mi edad. Cierto es que entonces no sabía, de verdad, qué era un comisario político.

Pasó el tiempo. Gané en años, experiencia y desilusiones profesionales. El personaje que me llamara la atención acerca de mis invectivas se hizo mi jefe. Y, al leer «Vida y Destino» de Vasili Grossman, entendí qué era un comisario político (le dediqué una entrada de este blog: «Pencos en el Frente»), y que relación podía tener con la realidad que yo vivía.

Leyendo hoy las páginas de Muñoz Molina, me siento íntimamente acompañado. Porque veo que aquello que hirió los sentimientos de mi padre, correspondía con ciertas realidades. Y que cuando tomé su testigo sin saber de lo que hablaba, no me equivocaba. Y cuando en 2009 me rebelo contra este régimen sanitario politizado y absurdo, tóxico y desmotivador para retratarlo – a mi manera – en mi novela K.O.L. Líder de Opinión, sólo seguía un hilo de coherencia. Una voz de la conciencia.

K.O.L. Líder de Opinión, de Federico Relimpio Astolfi. Editorial Anantes, Sevilla.
ISBN: 978-84-939770-8-5
Encárguelo en su librería.
El viernes 4 de abril tenemos una charla coloquio en el Club Santa Clara, a las 20:00 horas. En el Barrio Santa Clara, de Sevilla. Cerca de la Parroquia.

1 thought on “¿Comisarios políticos? ¡Tú eres un facha!

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde