fbpx

Castigue a la oligarquía. Ahora tiene la oportunidad.

Uno de los conceptos más curiosos de la Revolución Francesa fue el de “aristocracia” y el de “aristócratas”. Lo digo porque trascendió. Para los antiguos, como Platón, el término indicaba una élite intelectual y su gobierno, la república aristocrática, el mejor sistema de gobierno posible. Cosas de la filosofía griega. Si echan mano del diccionario, verán que hoy la definición más común es “aquellas personas en cuyo nombre recae el poder político y económico de un país, transmutado por derecho hereditario.”

Probablemente, la reacción antiaristocrática de la Revolución Francesa aludía a esta acepción. En este sentido, poco dista este concepto de “aristocracia” del que tenemos de “oligarquía”, cuya definición puede consultarse en el enlace adjunto. Sin ir muy lejos de ello, César Molinas se ha referido a la clase política española como “élite extractiva”. En entradas previas de este blog me permití acuñar el término “neo aristocracia de la jeta de hormigón armao”. Creo que se define mejor como una oligarquía pura y dura, de pacto político-mediático y financiero.

La oligarquía político-mediática-financiera española tiene degradada y secuestrada nuestra democracia. Este post llegará a muy pocos. Sólo si usted está de acuerdo y lo difunde puede llegar a más gente. Si usted tiene algo que comentar, por favor hágalo en comentarios. Porque estos pequeños espacios de libertad es lo único – hasta ahora – que se nos permite tener. Y a ver lo que dura. 

Van a hacernos exactamente lo que quieran y van a erradicar todo atisbo de pensamiento capaz de analizar críticamente lo que están haciendo. De hecho, ya se han aplicado a erradicar la capacidad de pensar y analizar. Simplemente examine la calidad de lo ofrecido por los medios. Cómprese un premio literario de las grandes editoriales y analice su contenido. Póngalo en relación con lo que era la Literatura de hace treinta-cuarenta años (¡incluso bajo la dictadura!). Intente seguir un debate parlamentario. Zapee (verbo cuestionable) de un canal a otro del TDT o evalúe la ortografía de las noticias de un diario (hoy, que tantos programas informáticos lo hacen por ti).

Pero no se exaspere. No responda no votando, votando en blanco o votando con un insulto. No sirve para nada. La piel de la oligarquía es de acero contrachapado. Sólo hay una forma eficaz de ir contra la oligarquía que amenaza su vida y la de sus hijos. Vote. Vote castigo. Vote a cualquiera de los partidos capaces de conseguir escaño. A cualquiera que no forme parte de la oligarquía. Es decir: ni PP, ni PSOE, ni CiU, ni PNV.

Póngalos en un aprieto. Oblíguelos a pactar. Fuércelos a retomar el espíritu del período constituyente. Hágalos saber que el desprecio al ciudadano y a la honradez pasa factura. Que la seriedad no perdona.

@frelimpio

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde