fbpx

¿Bloques de Apartamentos en Doñana?

Me despierto hoy con Millás. Dice que el voto vale lo mismo que una boñiga. Es triste, pero estoy de acuerdo. A ésa había llegado yo hace tiempo. Él carga contra la deriva retrógada-pepera de la España actual, y sus razones tiene. Pero ese lugar central en la política – y peor, en el pensamiento político – de esta gente es consecuencia de la ausencia de otros actores más destacados, que desertaron de él hace tiempo. Y ello les hace de algún modo cómplices de la situación actual. España es retrógrada y pepera porque no tiene enfrente un proyecto atractivo alternativo de vida en común, parafraseando a Ortega. Porque IU no es una opción mayoritaria para los españoles y el PSOE se hunde a plomo, convocatoria electoral tras convocatoria, celébrese ésta donde se celebre. Decía recientemente Román Orozco que ya estaba bien de pedir perdón y que era hora de pasar a la acción, de la contraofensiva. Y yo le replicaba en su misma página que ese movimiento venía lastrado por falta de credibilidad: en la comunidad autónoma donde llevan gobernando ininterrumpidamente desde su creación tienen un escándalo de corrupción de padre y muy señor mío, y la comisión parlamentaria de investigación ha constituido un fiasco vergonzoso, en palabras del presidente de la Junta de Andalucía. ¿Qué legitimidad tiene la socialdemocracia para armarse en su particular cueva de Covadonga y lanzarse a la conquista de la España pepemora?

IU podría haber sido el catalizador, si en dicha formación hubiera predominado el espíritu de limpieza y honradez que se atribuyen y le atribuimos. Pero desgraciadamente predominó el cálculo político. Si se indignan con la guarrería y exigen la dimisión de Viera – el divino intocable -, igual precipitan la ruptura de la coalición de gobierno en Andalucía y vamos a anticipadas, un año después. Y con una abstención en rampa, con un “todos son iguales” que va calando en la ciudadanía, quién sabe lo que podría pasar. Y ahí, línea roja; sacamos nuestro atavismo guerracivilista: ¡No pasarán! No pasarán, pase lo que pase. No pasarán, aunque nos comamos el sapo de Viera. No pasarán: que esta gentuza edifica en Doñana y en el Parque Natural de Sierra Nevada. No pasarán: que privatizan la Sanidad Pública y dejan la Educación Pública para los pobres, entregando fondos a mansalva a la concertada. Así que, como no pueden pasar, tenemos que arreglar la cuestión como sea. Todo menos permitir que esto sea Valencia o Murcia. O Extremadura. No, si desde su punto de vista, la cuestión tiene una lógica aplastante. El tema es que sea una lógica que se está planteando entre dos o tres líneas de móvil y en dos despachos, lejos de la mirada de los ciudadanos.

Y que no escampa, no. Los tiempos judiciales son distintos a los políticos, y conoceremos nuevas comparecencias que irán poniendo en evidencia el alcance de la tangentopoli o el cortijo. El régimen nepotista o clientelar que denunciara Félix de Azúa en “Después de la Caída”. Sólo que, para entonces, el abrazo del PSOE con IU será sólido como una soldadura y nada les impedira irse juntos al fondo, haciendo real la profecía de ayer de Aznar: que la izquierda corre el riesgo de desaparecer, o la del otro día de Belloch: que el PSOE corre el riesgo de convertirse en un partido marginal. Y entonces veremos torres de apartamentos alzarse en Doñana y en el Parque Natural de Sierra Nevada, de la mano del capitalismo salvaje. Pero la culpa habrá sido compartida. Además de la España pepera, habrá sido de quienes se empeñaron en silenciar la corrupción en sus filas, perdiendo todo el liderazgo y la credibilidad, enajenándose voluntades para entregárselas a la resignación.

P.D. No teman, la foto no es de Doñana… Aún. Es mía, y fue tomada este año en el Algarve. Buenos días y buena suerte.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Te gusta esta web? Suscríbete y difunde