Blog

Gestión Compartida de la Demanda

Curioso, lo de la “gestión compartida de la demanda”. Más por lo que refleja, que por lo que es, en realidad. Sigan conmigo, que se lo explico enseguida. No se trata de que los vea un médico o un enfermero. Es mucho más profundo. Pero no se preocupen, que no les salgo por la tremenda, ni por la corporativista. En primer lugar, porque la gente es mucho más lista que todo esto. Así que vamos

aprendiza

Aprendiza en Urgencias

Posted by admin on 11 mayo, 2018
4
Category: Blog

Los MIR de Granada tienen razón. Tanta, que en este post no cabe. Y no de ahora, sino desde hace décadas. Que lo que a ellos les pasa, ya lo sufrí en mis carnes. Carne de perro, por otra parte. Recapitulamos, y vamos por partes, que no nos entendemos. Los MIR de Granada en huelga. Que las urgencias es un puteo. Sepamos por qué. Porque la chavala lleva poco meses en esto, son las cuatro

mejores manos

En las Mejores Manos”, reza el cartel. Y se quedan tan panchos, los de la Junta de Andalucía, al anunciar a sus médicos. Como si fuera el gobierno de España y dijera “en nuestros tanques, la mejor puntería”. Imagínense: “nuestros buques no hacen agua”. O, mejor todavía: “la Guardia Civil no trafica con droga”. O, tirando por lo autonómico: “nuestros maestros enseñan a leer, oiga”. Que tiene bemoles, la gente esta. No solo malversa o

Cuestión de Peso

Obesidad. Ese es el problema. Una verdadera cuestión de peso. Viene asolando prácticamente al mundo entero, salvo algunos lugares maltratados por la guerra y el hambre. Ya no es una peculiaridad de los Estados Unidos. Ni de Occidente. Afecta seriamente a China y México, por ejemplo. Cada país que se pacifica y conoce la industrialización sufre de gorduras y sus consecuencias. Y sin diferencias “genéticas” ostensibles. Tras la obesidad, sus correlatos o consecuencias. La diabetes,

El Honor Debido

En el festín de los honores, siempre hubo invisibles. Gentes a las que se les hizo justicia después de muertos, o tal vez nunca. Siempre fue así, y así parece continuar, para nuestra vergüenza. Así que tengo que presentar un nuevo caso de nuestra ciudad, Sevilla, que, según refiere, parece indiferente a que se le dé el lugar que merece. Pero, recapitulemos un poco. Asistimos a un verdadero aluvión de buenas noticias en el Sistema

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies