Dos sistemas sanitarios para el mismo país. Los mismos pacientes — muchas veces — y los mismos médicos. Y una raya marcada que forma un galimatías de gestión y de prestaciones. Pero se lo explico mejor con lo que me sucedió hace poco. Una señora, como usted o como yo. Con su compañía de seguros sanitarios. Y ahí que va la mujer a tratarse un determinado problema. Su especialista determina que la solución es quirúrgica,…