Obesidad. Ese es el problema. Una verdadera cuestión de peso. Viene asolando prácticamente al mundo entero, salvo algunos lugares maltratados por la guerra y el hambre. Ya no es una peculiaridad de los Estados Unidos. Ni de Occidente. Afecta seriamente a China y México, por ejemplo. Cada país que se pacifica y conoce la industrialización sufre de gorduras y sus consecuencias. Y sin diferencias “genéticas” ostensibles. Tras la obesidad, sus correlatos o consecuencias. La diabetes,…