Inquieto, atento y sensible

Hola; soy Federico Relimpio y voy a escucharte. Tenemos mucho de lo que hablar. Con todo ello, juntaré palabras y tejeré historias, tristes o alegres, simples o complejas.

Una persona, una historia

Desviar la mirada, la frecuencia de un parpadeo. Cualquier detalle te habla de lo que hay ahí: drama o comedia. Atentos, que la vida sube el telón a cada instante…

Escribir: un encuentro

Encontrar a gente con sus historias. Muchas, entremezcladas con sus propias fantasías. Pero, incluso así, dicen mucho de si mismos. Y de ti, de mí, de todos.

El fonendo me trae la realidad de cada día. De ahí, mil historias enrevesadas. Complejas, crueles; a veces afortunadas. Sordo sería, de no escuchar. Piedra, de no sentir. Y manco, de no escribir.

Retrato íntimo de un médico escritor

Ir a “Retrato íntimo de un médico escritor”

Hola; soy Federico Relimpio Astolfi, médico endocrino y escritor. Empecé con la ciencia clínica y me encontré con la Industria Farmacéutica y la Gestión Sanitaria. Quiero decir, con la Sanidad Pública, en su versión politizada. Me quedé con la gente, que es lo mío. Y me contaron tantas historias, que no pude sino ponerme a escribir. Lo recomiendo; es una buena terapia. ¿Lo dudáis aún? Pasad y sentaos en mi diván, veréis que bien…

Libros

Fotografía

Médicos cubanos desertan desde Caracas.

Los vimos en la tele cuando lo del Katrina. Prestos, adustos, impasible el ademán. Fidel daba su guantazo sin mano al Imperio ofreciendo gratis su ejército más prestigioso. El ejército que el Imperio no tiene y que nunca va a tener. Una disciplinadísima legión de galenos morenos, educados según los principios de la Revolución y dispuestos a partir a donde dijera el Comandante. A atender a las víctimas del capitalismo en el seno del Imperio.…

Leer Más

Diálogos improbables.

La culpa la tienen los otros… ¡Los otros!… ¡Sí hombre, que no te enteras!… Los malos: la banca, la especulación, la herencia del PP (los de siempre)… ¡Tú sabes!… Espera que escampe… No es preciso hacer nada… Ya verás como la economía se recupera sola… Mira, mira, ahí están los brotes verdes… ¡No oigas cantos de sirenas!… No toques nada… Ya verás como todo vuelve a la normalidad… ¡Todavía queda tiempo para el dos mil…

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies