cuatro choques

Cuatro choques

Nos sacude hoy un post del blog “El Gerente De Mediado”, publicado por Sergio Minué, bajo el expresivo título: ¿Confiaría su coche a un mecánico que solo puede dedicarle 4 minutos? El tema para mí no es nuevo. Sin embargo, no consigo pasarlo por alto. La llaga duele ya, de vieja y encallecida. No voy a repasar el post de Minué, pero sí lo que más duele: que a estas alturas, sea todavía del acervo…

Leer Más
apestado

Apestado

“La Peste”, y vamos al grano. Obvio lo del acento sevillano – que no andaluz -, que está discutido en otras partes. “La Peste” triunfa en llevarnos de bruces y sin vaselina a la Sevilla del siglo XVI para demostrarnos, no que cualquier tiempo pasado fue peor, sino que nos sería directamente insoportable, que moriríamos en los diez primeros minutos. Y eso que la pantalla no transmite los olores. Para los interesados en aproximarse a…

Leer Más
violada

Violada en Urgencias

Calentito aún, lo de “Morir en Urgencias”, nos asalta el titular: “Violada en Urgencias”. No nos dejan dormir, con lo mismo. Y en la misma Comunidad Autónoma: Andalucía. Mi casa, para más inri. El tema no se presta a guasa, de ningún modo, sino a un análisis riguroso, que excede de los posibles del blog y de las capacidades del pobrecito escribidor que ahora esgrime el teclado. Vayamos a la raíz, y todo se verá…

Leer Más
urgencias

Morir en Urgencias

Morir en urgencias sin asistencia. Pese a todo, no es algo nuevo o sorprendente. Ni siquiera morir así, olvidado o sin supervisión. Quedarse ahí, en un rinconcito e irse apagando poquito a poco, sin que nadie te eche cuenta. Como si fueras un mendigo en un cajero automático, en medio de la calle, cuando se supone que estás en el lugar donde te tenían que salvar. Descuiden, que no haré alarmismo, ni diré que el…

Leer Más
Queipo

Queipo y Burgos

Lo de los restos de Queipo sí es un problemón, Antonio. Sí lo es, y vaya aquí un respeto a su saber y su hacer, y a su veteranía. Vaya por delante que me inicié en la lectura de la prensa con el ABC de Sevilla, hace muchas décadas, y ahí estaba usted, Antonio Burgos, todos los días. Ahí estaba, en los ochenta, a recordarnos que estos — que siguen mandando — se lo llevaban…

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Te gusta el blog? Suscríbete y difunde